El renacer de una saya Macarena

Por  8:00 h.

La saya granate, o saya de la urna hecha por Juan Manuel para la Macarena y quemada en el incendio de San Gil del 36 está de nuevo en el ropero de la Virgen. Un grupo de devotos ha costeado la reproducción realizada en el taller de Martín Santonja con absoluta fidelidad a la pieza perdida. Anoche se presentó en una Basílica que vive las vísperas del septenario. La saya original se estrenó en 1914.
Se ha rescatado el diseño original sobre fotografías de la época del modo más fidedigno posible. En el diseño de esta pieza Juan Manuel Rodríguez Ojeda apostó por la simetría, partiendo de un eje central. En esta saya el autor utiliza uno de los grafismos característicos de sus diseños, la urna funeraria, que centra algunos de sus dibujos. De ahí que se conozca como la saya “de la urna”. La composición tiene una base vegetal, seguida de una asociación de tallos unidos por una abrazadera, que genera un pequeño espacio central, cubierto por hojas, análogas a las de las ramificaciones laterales, y soporta una proyección superior en la que se inscribe la urna funeraria.

En palabras del profesor Luque Teruel, el planteamiento, simbólico, combina las formas vegetales, alusivas a la nueva vida, con la urna que remite al cuerpo de Cristo que, redimiendo al hombre de los pecados, le proporciona de molde externo a María, en este caso la Virgen de la Esperanza, que asume la condición de tabernáculo del cuerpo de Cristo y se convierte así en una medidora de excepción, en ejemplo ineludible para la salvación.

El taller y las técnicas

Para realizar esta obra, Mariano Martín Santonja encargó a su diseñadora, Maravillas Fernández, la reconstrucción gráfica de la saya a partir de las fotografías existentes. El resultado es un diseño fiel hasta el más mínimo detalle posible de la pieza original, respetando escrupulosamente la distribución de los elementos que la componían. Allí donde ha sido imposible conocer el dibujo original se ha utilizado el método comparativo con otras sayas similares existentes (Virgen de la Hiniesta y Virgen del Mayor Dolor y Traspaso), si bien el porcentaje de bordados realizados a través de este procedimiento ha sido mínimo.
La saya se ha bordado a realce en oro fino, utilizándose un soporte de color granate, tal como la original. Las técnicas utilizadas han sido el ladrillo, media onda, muestra armada, puntita, mosqueta, cartulina y hojilla. Las distintas puntadas se han utilizado así: muestra armada en jarrones centrales, perfilado en cordón de torzal, perfilado en lentejuelas, piezas confeccionadas en lentejuelas y otras salpicadas con las mismas. Los hilos han sido muestra, torzal, moteado y hojilla, con los diferentes grosores necesarios según el tipo de textura empleado en cada pieza.

José Cretario

José Cretario

José Cretario

Últimas noticias deJosé Cretario (Ver todo)