ES NOTICIA

Crítica de Thi Mai, rumbo a Vietnam: Sentimientos y risas

No hubiera sido un buen melodrama, pero sí es una divertida y cercana comedia, gracias, además de a la chispa entre guionista y directora, al especial talento de sus actrices

Dani Rovira y Aitana Sánchez-Gijón en la película Thi Mai, rumbo a Vietnam
Dani Rovira y Aitana Sánchez-Gijón en la película Thi Mai, rumbo a Vietnam
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La curiosa aleación de una guionista como Marta Sánchez y una directora como Patricia Ferreira explica la aparente discordancia que te provoca ver el cartel de la película y leer su sinopsis argumental. Un cartel en tono y color de comedia locuela para contar la historia de unas mujeres golpeadas por la pérdida y la frustración laboral, personal, familiar, matrimonial… Y lo dramático de los personajes se recuela en una odisea, un viaje tan cargado de depresión como de ilusión, y que consigue darle sentido a ese desajuste de tono entre cartel y sinopsis: no hubiera sido un buen melodrama, pero sí es una divertida y cercana comedia, gracias, además de a la chispa entre guionista y directora, al especial talento de sus actrices, capitaneadas por la graciosa Carmen Machi, que estalla en varios momentos dramáticos que te cortan la leche del desayuno, y con Adriana «másOzoresquenunca», finísima en lo cómico y tan profunda en lo serio, y con Aitana Sánchez-Gijón en plena forma y formas…

No es evidente que «el tramo» Dani Rovira le aporte más (gracia, intención, sentido…) que le quita, pero la simpatía de este actor y su bendita incapacidad para sugerir seriedad o solemnidad, por mucho que el momento lo requiera, no es fácil de mejorar con nada, ni con nadie.