ES NOTICIA

Los Hollar (***): Contra el melodrama, frescura

«Es fácil disfrutar moderadamente con la frescura y la inteligencia (al menos, aparente) de los personajes y los actores»

John Krasinski y Margo Martindale, protagonistas de la familia de Los Hollar
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hay dos modos en encarar una historia de familia en descomposición, con un hijo escaqueado en Nueva York, otro separado y asocial que vive en la casa paterna, el padre en bancarrota y la madre con un tumor cerebral pidiendo paso en el argumento, pues el director John Krasinski elige el otro modo de contarla: fresco, encantador, lleno de gracia y de sensibilidad, con su puntito ácido y sus briznas de extravagancia…, y probablemente ese modo narrativo se corresponde con lo que cualquier crítico comodón solventa con el apelativo de «cine indie».

El director, el protagonista y la manivela del asunto es John Krasinski, el hijo escaqueado en Nueva York, dibujante lleno de esquirlas de una guerra en la que no ha luchado, a punto de ser padre, y que vuelve a su pequeña localidad a ver el desaguisado vital de su familia, con su madre en la antesala del quirófano…, el panorama se enriquece con la personalidad llorona del padre, un fabuloso Richard Jenkins; con la capa de melaza irónica de la madre, la aún más fabulosa Margo Martindale, y con la anormalidad comprensible y entrañable del hermano mayor (Sharlto Copley), al que nadie recuperaría de una maleta perdida por Iberia. Ni es difícil reconocer en el argumento y en el desarrollo mucho pasto ya comido en cine y televisión, ni tampoco disfrutar moderadamente con la frescura y la inteligencia (al menos, aparente) de los personajes y los actores.

[Compra tus entradas de cine en Oferplan.abc.es]