Crítica de «La suerte de los Logan»: Atraco pluscuamperfecto

«Los protagonistas no son superhombres, desde luego, pero Soderbergh no se rebaja a hacer de ellos, o de la trama, algo demasiado caricaturesco»

Adam Driver y Daniel Crail en La suerte de los Logan
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Demos gracias a Hollywood por permitir que un director como Steven Soderbergh siga haciendo de las suyas, es decir, alternar obras más experimentales con otras descaradamente comerciales pero que exhiben una inteligencia y un placer por hacer cine sólo comparable al de Brian De Palma, Quentin Tarantino...

Esta delicia que nos entrega ahora no tiene gran cosa de original, de hecho es como una versión «low cost» de su saga de atracos perfectos en Las Vegas, planeada en este caso por una banda que, aparte de tener fama de gafes, parecen al principio estar cerca de ser el escuadrón metelapata. No son superhombres, desde luego, pero Soderbergh no se rebaja a hacer de ellos, o de la trama, algo demasiado caricaturesco; su mérito consiste en moverse en la delgada franja entre lo inverosímil que tienen siempre estos atracos cuyo éxito depende que un camello pase por el ojo de una aguja (o alguna imagen más afortunada) y la tentación de disfrazar la falta de credibilidad con explosiones y tiroteos.

Parece mérito menor no caer en trampas casi inevitables en un género tan desgastado. Pero el mérito surge del profesionalismo casi clásico -por poco efectista- con el que el cineasta se plantea su trabajo de poner en escena (y fotografiar, y montar) su teatrillo.

Ayuda mucho que haya sabido escoger un reparto que se funde con sus personajes sin distraernos (cosa imposible cuando trabajas con Clooney, Pitt y la Roberts, por motivos obvios), y valga esto para elogiar al protagonista Channing Tatum. Aparte de él, es curioso que los más discutibles del reparto son los más estrellas: entendemos que Daniel Craig no haga comedia (aunque yo me divertí con él, se pasa tanto que parece estar en otra película) y Hilary Swank parece sumar méritos para hacer de Clint Eastwood, también en otra película que esta.

comentarios