ES NOTICIA
«Vis a vis»

Adriana Paz: «Aquí tenéis más libertad en TV, menos vergüenza»

La actriz mexicana da vida a Altagracia, una funcionaria al límite en el desenlace de «Vis a vis»

Adriana Paz, en «Vis a vis»
Adriana Paz, en «Vis a vis» - FOX
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Cuando Adriana Paz (Ciudad de México, 1980) vio la primera y segunda temporada de «Vis a vis» por recomendación de su hermana, se enamoró de la serie. «Las mujeres siempre eran la esposa, la mamá , la amante... pero aquí había variedad de personajes, de todos los colores, tamaños, acentos... y eso es muy rico. Además, están bien definidos, te identificas con ellos. Y dije: quiero trabajar en esta producción», cuenta la actriz al otro lado del teléfono. Entonces era un proyecto imposible, porque Antena 3 ya había cerrado la serie, pero meses más tarde quiso la casualidad que coincidieran sus primeros pasos interpretativos en España («El autor») con el rescate de «Vis a vis» por parte de Fox y Globomedia. «El trabajo trasciende fronteras. Conocía a Luis San Narciso, me propuso el papel y la gente de Fox y Globomedia estuvo de acuerdo», recuerda Adriana Paz, Altagracia para los seguidores de la serie, que cierra su tercera temporada este lunes en Fox, a las 22.20.

«Me gusta porque es una mujer compleja, con muchas capas y un oscuro pasado que irá desvelando. Eso la define. Me encanta su complejidad, que no sea de una pieza. Es oscura, pero sabe empatizar con Saray, por ejemplo. Tiene sus propios códigos de lealtad y respeto, aunque sean cuestionables», afirma Paz, encantada del contacto directo con la «marea amarilla» (los fans) gracias a las redes sociales. «Ya hay quien me odia y quien me empezó a querer un poquito por lo que pasó con Saray. Me emociona, porque con el cine independiente no tenía ese alcance con el público», añade.

Además de «Vis a vis», Paz también quiere seguir trabajando en México. «Me encanta viajar. Conocer nuevas culturas y vivirlas es lo mejor. Iré donde estén los proyectos que me apasionen. Mi vida también está allí, con mi hijo, y hay cosas de México que me gustan», sostiene la intérprete. «A mi hijo, de cuatro años, solo he podido enseñarle un avance. Una vez me visitó en el estudio y dijo: ¿Mamá, eres policía? ¿Eres mala?», añade.

En cuanto a las diferencias entre la industria española y la mexicana, Paz afirma que en el mundo del cine las dificultades para sacar un proyecto adelante son similares, sobre todo si los proyectos son independientes. «En televisión, aquí los contenidos son más diversos. Allí se mueve entre las telenovelas y las narconovelas, aunque ya empieza a haber proyectos en el pago. En México hay muchos que tienen que ver con narcos y crimen organizado. Aquí tenéis más libertad, menos vergüenza», reflexiona la actriz, que espera no ser una se las múltiples bajas que sufre «Vis a vis»: «Espero que dure y pueda jugar mucho».