La situación crítica del doblaje español: «The Big Bang Theory», «Legion» y «Anatomía de Grey» se quedan sin voces

El sector permanecerá en huelga hasta que no mejoren las condiciones laborales:

En la imagen, algunas de las series cuyas voces peligran
En la imagen, algunas de las series cuyas voces peligran
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Los artistas de doblaje de Madrid viven una situación límite desde hace años. Los sueldos permanecen congelados desde 1993 y las condiciones del sector, en el que los contratos no tienen más de un día de duración, han llevado a los profesionales a dejar sin voz a las series más famosas de nuestra televisión. La profesión, en sus horas más bajas, no se conforma con unos salarios que, dicen, ya no se adaptan a las condiciones de vida actuales.

Los paros, convocados para los días 14, 14,16,22,24,27,29 y 31 de este mes, podrían prolongarse durante el mes de abril de no llegar a un acuerdo que satisfaga a los trabajadores. La huelga, eso sí, no afecta al estudio Mediasound, que ya ha llegado a un acuerdo con los representantes sindicales del sector. Queda todavía, no obstante, una docena de empresas por mejorar las condiciones.

ADOMA y Locumad son las asociaciones de doblaje de Madrid que han convocado los paros. Adolfo Moreno, presidente de la Asociación de Artistas de Doblaje de Madrid (ADOMA), explica a ABC que, dado que la huelga es en días alternos, queda por saber «cómo se apañarán algunos estudios si quieren emitir dobladas algunas de sus series». En palabras del presidente de la asociación, corren peligro ficciones como «Anatomía de Grey», «The Good Fight», «Arrow», «Once Upon a Time», «Jane The Virgin», «American Crime» y «Legion», entre otras muchas. Por el momento, esta semana no habrá capítulo de «The Big Bang Theory» doblado al castellano.

Como explica Moreno a ABC, «tan solo unas quinientas personas consiguen ganarse la vida en nuestro país con este trabajo». Los contratos a los que estos profesionales están sujetos son, en la mayoría de los casos, de tan solo un día de duración. «Trabajamos con contratos de un día, en los que el profesional acude a grabar la película o serie que corresponda. Nos dan de alta y de baja en el mismo día y si, al día siguiente hay que grabar otra cosa, la empresa hace un contrato nuevo, también de un día de duración». Moreno destaca que algunos trabajadores, «muy pocos», cuentan con cotnratos indefinidos.

Remuneración

El presidente de ADOMA indica a ABC que la remuneración del colectivo no ha cambiado desde el año 1993. «Cobramos un fijo, denominado 'CG', cada vez que nos llaman para participar en un trabajo — según el convenio, este CG asciende a 49,58 euros e—. Después, la película o serie está dividida en distintas tomas, llamdas 'take', y por la que también cobramos un fijo. Si tienes un papel protagonista, logicamente, ganarás más que si eres un personaje secundario». [Aquí puedes consultar el convenio del sector].

No es la primera vez que los artistas de doblaje protestan por sus condiciones laborales. Ya en 2014 el sector vivió una huelga de 19 días por la pérdida de validez del convenio y, tras los paros, el colectivo logró prolongar sus condicones con la promesa, por parte de las compañías, de que las condiciones salariales se revisarían. No ha ocurrido así y los profesionales mantienen las mismas condiciones económicas que en el año 1993. «Entendemos que nuestra situación debería mejorar más pronto que tarde. Es necesario modernizar un convenio que lleva años de retraso y que paga a los profesionales como hace más de veinte años cuando la realidad es que, ni la profesión ni las condiciones de vida se asemejan a las que había en 1993».

La situación, resalta Adolfo Moreno, no es similar en países como Francia, Italia o Alemania donde los profesionales del sector gozan, dice el presidente de ADOMA, de «condiciones infinitamente mejores».

comentarios