ES NOTICIA

Mabel Lozano: «La trata de mujeres es un negocio multimillonario, por encima del narcotráfico»

La cineasta graba para Dkiss un nuevo documental sobre la explotación de personas

Mabel Lozano
Mabel Lozano - DKISS
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Hola Mabel, soy un proxeneta». Esta llamada realizada por Miguel, alias «El Músico», condenado a 27 años de cárcel por prostitución coactiva, captación y explotación de trata de personas, fue el germen del nuevo documental de Mabel Lozano, «El Proxeneta. Paso corto, mala leche», que está actualmente en fase de rodaje y se podrá ver próximamente en DKiss. Madrid, Paragüay, Barcelona y Castilla-La Mancha serán algunos de los escenarios que recorrerá este equipo formado mayoritariamente por mujeres para reconstruir una historia que no habla de las víctimas, sino de los verdugos.

«He estado dos años hablando con este hombre, dueño de los mejores macroburdeles e ideólogo de la trata de personas. Él mismo dice que con él se cumplió la ley, pero no la justicia. Explotó a más de 1.700 chicas», explica Mabel Lozano, autora de un libro homónimo que narra en primera persona la peripecia vital de un criminal que comenzó a cambiar su mirada hacia las mujeres cuando se enamoró de una de las chicas a las que obligaba a ejercer la prostitución. «Ellos hicieron la transición de una prostitución en manos de mujeres que no eran libres a la trata de seres humanos, un negocio multimillonario, el segundo por encima del narcotráfico. Y no está en manos de mafias de otros países, que también, sino de criminales españoles», subraya la cineasta, estrella de la televisión de los noventa «Noche de fiesta», «La ruleta de la fortuna»), en la presentación del proyecto.

La directora, que se adentró en este mundo de la trata con la cinta «Chicas nuevas 24 horas», nominado al Goya a la mejor película documental, reconoce que no se ha encontrado prejuicios por haber triunfado frente a las cámaras. «Eran más los prejuicios relacionados con el tema que trabaja, del que nadie hablaba hace doce años, que por el hecho de ser mujer o presentadora. De todas formas, yo con la edad he aprendido a no tener prejuicios, así que espero que los demás hagan lo mismo. No le puedes gustar a todo el mundo, pero con eso convivo», afirma.

Feminismo

«Hoy también tenemos que reclamar que no se puede consentir esta esclavitud, y existe porque se consiente y se permite. Hay que combatirlo desde los medios, las fuerzas de seguridad y la ciudadanía», reivindica Lozano. «Veo muy necesario que se hagan estos documentales porque todos los que tenemos algo que decir en estos temas. Y a veces no se ve el sufrimiento que hay detrás de las mujeres que están explotadas sexualmente», apuntan miembros de la Unidad Técnica de Policía Judicial de la Guardia Civil, con los que trabaja habitualmente Lozano.

«Todo esto tiene que ver con el patriarcado y el machismo. Yo soy feminista y lo digo, lo vivo con alegría. Tengo un hijo y una hija, ¿crees que a mi hijo no le quiero? ¿No quiero lo mismo para los dos? Para mí eso es el feminismo, apostar por la igualdad absoluta. Yo tengo muchas mujeres en este rodaje, pero no porque su género sino porque son buenas», concluye.