Actualidad

La farmacia «saludable» de Mairena del Aljarafe: libre de ondas electromagnéticas

Esta oficina está extrayendo del subsuelo energía, a 150 metros de profundidad, para obtener energía y ser autosuficiente

El interior de la farmacia saludable de Mairena del Aljarafe
El interior de la farmacia saludable de Mairena del Aljarafe - abc

Una farmacia de Mairena del Aljarafe plantea nuevos retos: la incorporación de los conceptos «bio» y «eco» para recalcar el compromiso radical con la salud de los pacientes y del entorno. Esta oficina, que regenta Francisco Galán Miró, acaba de iniciar una serie de perforaciones a 150 metros de profundidad para extraer energía del subsuelo y convertirse así en el primer establecimiento sanitario autosuficiente energéticamente.

«Nuestro objetivo es extraer de la tierra toda la energía que necesitamos para climatizar la farmacia sin consumir ni un solo kilovatio de la red», explica Galán orgulloso y convencido de que la importante inversión que está acometiendo, no sólo tendrá un «retorno medioambiental para el entorno», sino también un retorno económico para la propia oficina de farmacia, «pues entre 6 y 8 años esperamos recuperar, gracias al ahorro en consumo y costes eléctricos, el importe total de lo invertido».

De hecho, «la combinación de esta forma de alimentación energética con la instalación de un suelo radiante, único sistema de climatización aconsejado por la Organización Mundial de la Salud, nos garantizará la máxima eficiencia energética».

Stop a las radiaciones

Además, ha realizado inversiones estos años para convertir la oficina de farmacia en el primer establecimiento sanitario descontaminado electromagnéticamente, gracias, entre otras medidas, al sistema de apantallamiento de sus muros y ventanas que protege a los usuarios de las radiaciones. Con esto persigue hacer de ella un espacio de trabajo y de atención al paciente lo más saludable posible. Para ello, ha recabado el apoyo y la colaboración de la Fundación para la Salud Geoambiental, que lo está asesorando en todas las actuaciones.

Así, entre otras medidas, en esta oficina de farmacia sevillana se dan peculiaridades como que los teléfonos inalámbricos no son los convencionales, sino unos especiales que funcionan con una base libre de radiaciones cuando no hay comunicación. Igualmente, los tradicionales arcos anti-hurtos han sido sustituidos por un sistema mucho menos contaminante electromagnéticamente. Y los materiales de construcción, mobiliario y decoración están desprovistos completamente de sustancias tóxicas.

Toda la actualidad en portada

comentarios