Actualidad

Utrera prohíbe los circos con animales

La concejal andalucista, Consuelo Navarro, señaló que «los animales están hechos para vivir en libertad»

j. m. brazo mena - Actualizado: Guardado en: Actualidad

La corporación municipal utrerana aprobó el jueves en Pleno de forma definitiva una ordenanza de protección animal, tenencia de animales de compañía y animales potencialmente peligrosos, de la que se ha eliminado el polémico artículo que prohibía la entrada de menores de 7 años a los espectáculos taurinos. En la propuesta, que fue apoyada por PA,PP y PSOE, y contó con los votos en contra de IU, se desestiman las alegaciones relativas a la instalación en el municipio de circos o atracciones en las que se utilicen animales.

En este sentido, la concejal andalucista, Consuelo Navarro, encargada de presentar la propuesta de Ordenanza, al ser la titular de la delegación municipal de Sanidad y Consumo en el momento en que se procedió a la elaboración de su articulado, señaló que “los animales están hechos para vivir en libertad, pero, en el caso de los circos se les condena a una vida de confinamiento y les obliga a realizar ridículos espectáculos para entretener a un público, inconsciente o indiferente al sufrimiento de los animales”.

Del mismo modo, la edil utrerana afirmó que “al asistir a estos espectáculos y pagar la entrada, enseñamos a los niños y a los jóvenes la falta de respeto hacia la naturaleza y la dignidad de otros seres vivos, porque les mostramos que es divertido presenciar los actos antinaturales y humillantes”.

La aprobación de esta ordenanza conlleva una serie de obligaciones que deberán cumplir los ciudadanos, pero también las que el propio Ayuntamiento debe cumplir. “No se trata sólo de realizar una labor sancionadora, sino de vigilar porque el cumplimiento de las ordenanzas implique el bienestar de los animales, el que estos estén en las condiciones adecuadas, con sus cuidados veterinarios correspondientes, que no puedan ser utilizados como herramientas de trabajo, ocio, o divertimento sin cumplir con los requisitos necesarios, en definitiva, velar por los derechos que tienen como los seres vivos que son”.

La ordenanza también se regula la convivencia de los animales con las personas. “La tenencia de un animal de compañía es un disfrute para aquellos que decidimos tenerlos, pero bajo ningún concepto podemos permitir que se conviertan en un problema para los demás ciudadanos. Problema que no generan los animales, pero sí los propietarios irresponsables”, en opinión de Navarro.

En la normativa aprobada se recogen también algunas de las actuaciones que el Ayuntamiento deberá llevar a cabo e ir incorporando de manera paulatina, todas ellas encaminadas a tener un mejor y mayor control de los animales de compañía que existen en el municipio, pero también a que cada vez éstos están más protegidos y se puedan ir erradicando poco a poco situaciones no deseables.

Toda la actualidad en portada

comentarios