Colas en uno de los planes de empleo en Utrera
Colas en uno de los planes de empleo en Utrera - A. F.
Empleo

Reclaman en Utrera la puesta en marcha de un plan de empleo

Actualizado:

El PSOE de Utrera vuelve a la carga contra el alcalde de Utrera, Francisco Jiménez (PA), al que acusa directamente de «utilizar el drama del desempleo para vender humo y hacerse la foto». Los socialistas han realizado estas declaraciones en relación a la supuesta puesta marcha de una serie de planes de empleo, que posteriormente no han respondido a las expectativas generadas.

La formación política se refiere directamente al anuncio realizado por el primer edil utrerano en el mes de abril de 2013, que consistía en la puesta en marcha de un plan de empleo municipal, con un presupuesto inicial de 250.000 euros y unas previsiones de 300 contratos. Una iniciativa que se dirigía principalmente a familias en riesgo de exclusión social.

Cuando prácticamente ha pasado un año después de este anuncio, el partido socialista de Utrera ha querido denunciar que este supuesto plan se ha quedado finalmente en 60 becas de empleo para jóvenes. «El Plan de Empleo de Emergencia desapareció y del Plan de Becas no se ha beneficiado todavía ningún joven utrerano, a los que para colmo se les ha pedido que se busquen la empresa en la que hacer las prácticas, en una muestra más de improvisación e inoperancia del alcalde».

Ante el giro de los acontecimientos en los últimos meses, la formación política utrerana ha asegurado que el alcalde de Utrera «lo único que hace es vender humo, dar titulares que luego se quedan en nada e incumplir su palabra».

El PSOE también ha aprovechado para recordar como en determinadas situaciones propusieron al equipo de gobierno una serie de planes de empleo para tratar de hacer frente a la complicada situación que se vive en Utrera, propuestas que fueron todas rechazadas en su momento.

También el PSOE ha asegurado que «las únicas iniciativas contra el desempleo y la exclusión social puestas en marcha han sido las que han venido impulsadas y financiadas por administraciones gobernadas por socialistas: la Junta de Andalucía y la Diputación Provincial de Sevilla, con más de un millón de euros de presupuesto en total».