BURGUILLOS

Burguillos conectará con la red de Emasesa para garantizar el abastecimiento de agua

El acuerdo alcanzado con la CHG pondrá fin en 2016 a las restricciones por escasez de recursos hídricos que padecen hace una década

Actualizado:

El año 2015 será el último con restricciones al consumo de agua en Burguillos, a merced del acuerdo que han rubricado el alcalde, Domingo Delgado, y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Manuel Romero, con el que se proponen garantizar los recursos hídricos a esta población gracias a la construcción de una nueva estación de bombeo y unas conducciones que conectarán la red municipal con el nuevo depósito de Alcalá del Río.

Las obras de construcción de las nuevas infraestructuras arrancan este verano y suponen una inversión de 2.434.665 euros que correrá a cargo en un 80% de la CHG, a través de los fondos Feder, mientras que el 20% restante lo asumirá el consistorio.

Romero ha destacado que la nueva traída de agua garantizará el abastecimiento de Burguillos «tanto en cantidad como en calidad a partir de 2016», cuando el pueblo se beneficie del caudal de la red de Emasesa, que en los primeros meses de 2015 incorporó los recursos del embalse de Melonares, una vez que concluyeron las obras de las conducciones y la modernización del Canal del Viar.

Sin beber agua del grifo

El alcalde de Burguillos, Domingo Delgado, dice a ABC Provincia que «el 98% de la población no consume agua del grifo». El regidor se vio forzado la pasada semana a restringir el consumo de agua y ha explicado que el nuevo abastecimiento «pondrá fin a un problema endémico» que han padecido en la última década, agravado en los años 2008, 2009 y 2010 «porque es insuficiente el agua del subsuelo de Burguillos para abastecer a una población próxima a los 7.000 habitantes».

El nuevo abastecimiento contará con una estación de bombeo y unas conducciones con dos tramos que discurrirán a lo largo de 6,5 kilómetros. El primero, de 5,5 kilómetros, irá en gravedad entre el nuevo depósito de Emasesa de Alcalá del Río y la futura estación de bombeo de agua potable de Burguillos. Y el segundo, de 1 kilómetro de longitud, irá desde la estación de bombeo a la conexión con la red que impulsará el agua hasta la población.

El acuerdo salió adelante gracias a la mayoría absoluta de los populares, sin unanimidad en el Pleno de la corporación. La portavoz socialista, Carmen Velázquez, ha explicado a ABC que su partido votó en contra al no conocer «cuánto costará el agua a los burguilleros».

Como informó ABC de Sevilla, la pasada semana el regidor emitió una resolución en la que anuncia una serie de restricciones con «carácter excepcional» al consumo de agua, y sanciones si se incumplen.  La medida atiende a la escasez de agua, debido a que los cuatro pozos que nutren la red de abastecimiento actualmente no han recuperado su caudal se encuentran «bajo mínimos» y, como en los últimos ocho años, no son suficientes para garantizar el normal abastecimiento.