La prueba deportiva contó con una amplia participación de personas de todas las edades.
La prueba deportiva contó con una amplia participación de personas de todas las edades. - A.M.
Deporte

El centro de Alcalá se llenó de deporte y solidaridad

Con la participación de alrededor de mil personas en la Milla Solidaria

Alcalá de GuadaíraActualizado:

El centro de Alcalá se llenó un año más de espíritu deportivo y solidario con la celebración de la carrera popular de La Milla que organiza el Grupo el Naranjo, con la colaboración del Ayuntamiento. Más allá de la competición, este evento que se ha convertido en multitudinario en pocos años, deparó un día de diversión en el que los ciudadanos tomaron el centro de la ciudad para disfrutar del deporte y de la música en directo.

La jornada tuvo como epicentro la Plaza de la Almazara donde se situó la salida y la llegada de la prueba. Antes de iniciarse la carrera y mientras se remataban las inscripciones la música en directo fue animando la jornada. Alrededor de mil participantes ataviados con gorros navideños quedaron inscritos. Su participación permitirá ayudar a Andex y a la Asamblea Local de la Cruz Roja, que cumple ahora 30 años y que realiza una gran labor en la ciudad en la que destaca su ayuda en los eventos multitudinarios. También se realizó un reconocimiento a Valeria, la pequeña alcalareña que lucha contra una enfermedad y que está a la espera de una donación de médula para poder superarla. La lucha de la pequeña y de sus padres que han iniciado una campaña a favor de la donación de médula mereció el aplauso y reconocimiento de todos los presentes.

La prueba deportiva se planteó en dos fases. Para los corredores que querían competir un recorrido de 3,2 kilómetros, dos millas. Aquí si hubo disputa por los primeros puestos. Para quienes sólo querían divertirse un recorrido de una milla, 1,6 kilómetros que se podían realizar corriendo a ritmo suave o andando, de forma que nadie quedara excluido de la participación. De esta forma, personas de todas las edades cumplimentaron la prueba, en muchos casos familias enteras o incluso niños en carrito, en un recorrido por las calles céntricas animadas por la música de charangas y tambores.

La llegada a la Plaza de la Almazara dio lugar a la fiesta con música en directo y sorteos en la que se ha convertido en la cita más multitudinaria de la Navidad alcalareña.