La Policía Local de Alcalá corrige estos días a los conductores que no toman bien las rotondas - A.M.
Tráfico

Confirmado, la mayoría de los conductores no sabe circular en las rotondas

La Policía Local de Alcalá enseña sobre el terreno las normas de tráfico para estas intersecciones

Alcalá de GuadaíraActualizado:

La mayoría de los conductores no sabe como circular en las rotondas. Es la conclusión de los agentes de Policía Local de Alcalá que estos días se empeñan en cambiar esta situación. Lo hacen sobre el terreno, parando a los coches que toman mal las rotondas e indicándoles cuál ha sido su error y como corregirlo.

Siguen una campaña de la Dirección General de Tráfico (DGT) que tiene lugar en toda Andalucía para reducir el índice de siniestralidad en estas intersecciones y que parte de los datos que indican que entre el 2,7 y el 3,6 por ciento del total de fallecidos se ha producido en una rotonda. En Alcalá, la Policía Local tiene constancia de la existencia de forma regular de accidentes en las rotondas, pero afortunadamente no suelen ser graves. En gran parte porque la velocidad se reduce en estos puntos.

La estimación sobre el terreno de los agentes es que alrededor del 60 por ciento de los conductores no conduce adecuadamente en las rotondas. El principal problema es que muchos de ellos cuando van a tomar una salida lo hacen directamente desde el carril interior. Esto provoca que invadan el carril por el que circulan otros coches, se cruzan en su trayectoria y aquí está la causa de la mayoría de los accidentes en estos puntos.

 Cuando se quiere abandonar una rotonda hay primero que pasar al carril exterior y desde este tomar la salida. ¿Y si no da tiempo al cambio de carril? Pues se hace otro giro completo de nuevo para situarse en el adecuado. También hay que tener en cuenta otras normas como que la preferencia la tiene el vehículo que ocupa un carril respecto a quien pretenda acceder a ese mismo carril; que la entrada en una rotonda debe realizarse por el carril derecho a no ser que alguna circunstancia impida circular por él y que los peatones no pueden atravesar plazas y glorietas por su calzada.

Ojo, porque no hacerlo de forma correcta es una infracción y tiene multa: 200 euros. Estos días en Alcalá la Policía Local no sanciona, sólo informa. Para a los conductores que lo han hecho mal y los corrigen Los agentes constatan como las caras pasan de la preocupación al detenerlos al alivio cuando pronuncian la palabra informativa que evidencia que no tienen intención de multar.

La campaña se ha desarrollado en Alcalá en las rotondas de la Avenida de la Constitución, el Panadero, el Puente de Carlos III y Beca. Eso sí, en disculpa de los conductores alcalareños, los agentes indican que las rotondas de la ciudad suelen ser de pocas dimensiones y con muchas salidas e incorporaciones, lo que dificulta la circulación entre los carriles.