Las instalaciones permanecen cerradas con toda la dotación y mobiliario completos
Las instalaciones permanecen cerradas con toda la dotación y mobiliario completos - A.M.
Robo

Detienen a 8 personas que intentaban robar en Sato Sport de Alcalá de Guadaíra

El gimnasio está cerrado desde noviembre y se ha abierto un litigio entre empresa y Ayuntamiento

Alcalá de GuadaíraActualizado:

La Policía Local de Alcalá de Guadaíra ha detenido a ocho personas, seis de ellas menores de edad, que estaban robando en las instalaciones del centro deportivo Sato Sport, que se encuentra cerrado y sin uso actualmente.

La policía atribuye a los detenidos presuntos delitos contra el patrimonio en relación a las dependencias del gimnasio Sato Sport, al sorprenderles en el interior del recinto e incautarles numeroso material que portaban en ese momento como herramientas, piezas de maquinaria y llaves etiquetadas como pertenecientes a las instalaciones. Los jóvenes, siete chicos y una chica de entre 15 y 18 años y sin antecedentes, son todos de la ciudad aunque residentes en muy diversos puntos de la misma.

Al percatarse de la presencia de los agentes de la Policía Local intentaron fugarse por un lateral del recinto. Algunos de ellos no tuvieron ocasión al verse sorprendidos a la salida y otros se lanzaron a la carrera aunque fueron alcanzados e identificados. La Policía Local ha dado traslado de las diligencias por presunto delito de hurto a la Fiscalía de Menores, que se encargará del seguimiento y resolución.

 Según el Ayuntamiento, la Policía mantiene una vigilancia especial sobre el perímetro del recinto deportivo, lo que permitió actuar con gran rapidez en este caso. Ya en enero fueron detenidas otras dos personas sorprendidas «in fraganti» en el interior de las instalaciones.

La empresa concesionaria del gimnasio Sato Sport cerró  las instalaciones de forma unilateral en noviembre de 2017. Todo quedó intacto en ese momento con la maquinaria y el mobiliario que hasta el día anterior al cierre habían estado funcionando. El centro se encuentra ahora en el centro de un litigio entre la empresa y el Ayuntamiento que amenaza con dejarlo cerrado por largo tiempo.