Joaquín Triguero con el ejemplar que ha sido calificado como el mejor canario de España
Joaquín Triguero con el ejemplar que ha sido calificado como el mejor canario de España - A.M.
Ornitología

Este es el canario más hermoso de España, un ejemplar criado en Alcalá de Guadaíra

Joaquín Triguero ha logrado en el último campeonato de España el premio al mejor ejemplar de entre 16.000 aves

Alcalá de GuadaíraActualizado:

Este es el canario más hermoso de España, un ejemplar amarillo de la raza Rizado del Norte y Joaquín Triguero Burguillo es su orgulloso criador. Así lo han dictaminado los jueces del campeonato de España celebrado recientemente en Sevilla y en el que han participado 16.000 ejemplares llegados de todo el país. El mejor canario del campeonato es el resultado de años de selección y de exquisitos cuidados, para su propietario un premio al trabajo y la dedicación.

E l campeonato de España de ornitología se celebra cada año en una ciudad. En él participan criadores federados de toda España con los mejores ejemplares de sus criaderos. Este año la cita, organizada por la Asociación Giralda, ha tenido lugar en Sevilla y ha resultado una de las más multitudinarias de estos campeonatos. Los pájaros participantes se dividen en grupos, por especies y en el caso de los canarios que son, con mucho, los más numerosos, por razas y variedades. Cada grupo tiene sus premios. Pero además se han otorgado ocho grandes galardones al mejor pájaro por cada gran grupo de competición y un premio más para el mejor de todo el campeonato. Se encargan de ello, jueces especializados en cada gama y que han superado un exigente examen. Además del premio al mejor pájaro para Joaquín, la sociedad ornitológica Algüira de Alcalá de Guadaíra ha logrado otros dos de los grandes premios, a nombre de Miguel Recacha González y de Iván Salas Fabra. Alcalá es de hecho uno de los grandes centros de la ornitología nacional y sus criadores acumulan cada año premios al máximo nivel nacional y mundial.

El pájaro que ha recibido el máximo galardón es de raza Rizado del Norte, una variedad de canarios creada en los Países Bajos y Francia en el siglo XIX. Su característica principal son los rizos que presentan en las plumas. El plumaje no está adherido al cuerpo como en un canario normal, sino que en ciertas zonas aparece vuelto hacia arriba. Es importante que esos rizos estén sólo en las zonas determinadas por el estándar: pecho (o en la terminología técnica, jabot), espalda y flancos. Y que no invadan otras partes del cuerpo como el cuello o el abdomen. El resultado es un pájaro muy elegante, de gran porte y vistosidad.

Joaquín Triguero es un especialista mundial en esta raza. De hecho tiene también títulos con ella en los campeonatos del mundo y en el de España logra premios de forma ininterrumpida desde 2013. No ha sido fácil. Joaquín cuenta con la ayuda de su hijo, de su mismo nombre y que también tiene un gran palmarés. Crían pájaros desde el año 90. Siempre rizados del norte. Pero en 2003 sufrieron un duro golpe. Les robaron todos los pájaros de su casa. Estuvieron varios años sin criar. Hasta que en 2011 volvieron a hacerlo. Desde entonces han ido mejorando la calidad de sus ejemplares y han viajado varias veces a Italia a adquirir pájaros que tuvieran las características que les faltaban a los suyos. Con este material genético y con un selectivo programa de cruces han logrado una cepa de gran calidad cuyos ejemplares les reclaman desde varios países extranjeros.

Los éxitos se gestan en su criadero donde los pájaros reciben unos cuidados exquisitos. Joaquín les dedica unas tres horas al día y en época de cría prácticamente está toda la jornada pendiente de ellos. Ahora está preparando a los ejemplares para criar, los pone fuertes con una alimentación especial y les alarga las horas de luz para que entren en celo y dispongan de más horas para alimentar a los pichones que nacerán en los próximos meses. Para ellos prepara cada día una alimentación especial en la que aplica todo el conocimiento adquirido en estos años.

Cría con unas 23 parejas y la producción en un año normal suele ser de unos cien pájaros. De entre ellos seleccionará a los mejores para competir, cuando comience el calendario de concursos allá por el mes de octubre e intentar revalidar los títulos conseguidos en estos años.