La oposición ha desplegado pancartas reclamando el tranvía en el Ayuntamiento
La oposición ha desplegado pancartas reclamando el tranvía en el Ayuntamiento - A.M.
Infraestructuras

Frente común de la oposición para reclamar el tranvía en Alcalá de Guadaíra

Han desplegado pancartas en el Ayuntamiento y convocado a los vecinos a una concentración

Alcalá de GuadaíraActualizado:

La oposición municipal de Alcalá ha tomado la bandera de la reclamación del tranvía de la ciudad. Denuncian el retraso acumulado, piden celeridad en la conclusión del proyecto y muestran su temor a que se haya producido una nueva paralización de las obras. Ahora piensan sumar a la iniciativa política, acciones que hagan visible su reivindicación y que logren la movilización ciudadana.

La primera de ellas tuvo lugar este lunes. Desplegaron desde varias ventanas del Ayuntamiento, las que ocupan los despachos de la oposición, pancartas con el lema «Alcalá por el Metro». La segunda tendrá lugar el próximo martes, 12 de junio. Han organizado una concentración en la puerta del Ayuntamiento a las 20 horas a la que han convocado a entidades sociales y ciudadanos en general y anuncian que piensan realizar más iniciativas.

El punto de partida fue la moción conjunta que presentaron al último Pleno municipal. La plantearon de forma conjunta los grupos municipales de Partido Popular, Alcalá Puede, Izquierda Unida-Alternativa Alcalareña, Andalucistas-AndalucíaxSí, Ciudadanos y los concejales no adscritos Jésica Garrote y Juan Luis Rodríguez. En total 14 concejales de los 25 que componen el Pleno de Alcalá. Salió aprobada, aunque el PSOE votó en contra.

En ella planteaban el desarrollo de una serie de medidas políticas. Se trata de crear una comisión política encabezada por la alcaldesa, Ana Isabel Jiménez y un representante de cada partido incluidos lo son adscritos para que se reúnan con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz y con el consejero de Fomento, Felipe López para dar un impulso definitivo al tranvía. Además plantean que esa comisión se reúna también con los portavoces de los grupos políticos parlamentarios para trasladarles su preocupación por la situación del proyecto.

El caso es que el tranvía que parecía estar bien encaminado tras la reanudación, vuelve a ofrecer dudas. La Junta no concreta la entrada en vigor del proyecto, si bien lo sitúa a lo largo de 2019. Pero esta fecha parece de complicado cumplimiento. Además de acabar las obras es necesario dar forma a los sistemas eléctricos, de seguridad y de señalización. Cuestiones que no son fáciles, ni baratas de desarrollar y que aún no están ni siquiera adjudicadas. También es necesario reponer todo lo robado y deteriorado, desde estaciones enteras, hasta cientos de metros de vía. Para esto no existe presupuesto definido para afrontar estos gastos, que tampoco serán escasos, ya que el daño sobre las obras ya hechas es importante.

Parecía que al menos las obras si estaban muy avanzadas y la Junta indicaba que estaban a más del 99 por ciento de ejecución. Sin embargo en los últimos días ha surgido un nuevo temor. La oposición de Alcalá afirma tener conocimiento de que la empresa que realiza las obras ha firmado un acta de suspensión de las mismas por falta de iniciativa y de recursos económicos para seguir adelante con las obras por lo menos  hasta el próximo año.

Así que diez años después del inicio del proyecto, la finalización del tranvía está de nuevo en el aire. No llegará para las próximas elecciones municipales de 2019, lo que hace temer a representantes de la oposición que deje de ser una prioridad al no suponer una baza electoral que lucir en la próxima campaña.

Cuando comenzó la obra hace una década, el tranvía ya era una necesidad clave para el desarrollo de Alcalá. Ahora mucho más. La ciudad, con más de 75.000 habitantes sólo dispone de los autobuses como transporte público para ir a la capital. Una única alternativa que supone un largo tiempo de recorrido debido a la abundancia de paradas tanto en el interior de la ciudad, como en el trayecto hasta la capital