El túnel del tren cruza el cerro sobre el que se asienta el Castillo
El túnel del tren cruza el cerro sobre el que se asienta el Castillo - A.M.
Tráfico

Una infraestructura del XIX para arreglar el tráfico de Alcalá de Guadaíra

El antiguo túnel del tren se presenta como solución a los atascos del casco histórico

Alcalá de GuadaíraActualizado:

Cuando en el siglo XIX se trazó la línea ferroviaria que conectaría Alcalá con Sevilla apareció un gran obstáculo. El río Guadaíra y el cerro del Castillo complicaban pasar al otro lado del núcleo urbano. La solución fue abrir un túnel bajo el Castillo, en el alcor de albero sobre el que se asienta. Ahora casi siglo y medio después este túnel puede ser la solución a un problema moderno, los atascos de tráfico en el centro de la ciudad.

La idea surge de forma recurrente cuando se trata de buscar soluciones al tráfico de la ciudad, siempre complicado. Incluso en una ocasión la lanzó el anterior alcalde, Gutiérrez Limones y la colocó en un proyecto para recabar fondos de la Unión Europea que no acabaron llegando. Ahora es el Partido Andalucista quien la formula. Sus dos concejales la llevarán al próximo Pleno municipal por lo que de aprobarse obligaría al gobierno municipal a llevarla a cabo.

La realidad es que parece una solución de lo más lógica y además necesitaría una escasa intervención urbanística. El túnel parte de lo que hoy es el Teatro Auditorio Riberas del Guadaíra, junto al Puente del Dragón. La zona fue urbanizada cuando ambos se construyeron y cuenta con carriles y rotondas de acceso. Sólo sería necesario un pequeño vial en lo que ahora son los aparcamientos del Auditorio. Bajo el cerro del Castillo recorre unos 350 metros. El túnel sigue abierto. Nadie se ha preocupado de cerrarlo con la consecuencia de que se ha convertido en lugar para tirar escombros y basura. Sería necesario iluminarlo y asfaltarlo. La salida estaría en la calle San Fernando, junto a la nueva biblioteca.

Como resaltan los Andalucistas, la solución permitiría sacar «miles de coches del casco urbano» que ahora tienen que dar una gran vuelta para ir de un lado al otro del casco histórico. Son los coches que ahora llegan a la ciudad desde Sevilla por el acceso de El Punto y que para tomar en dirección a los barrios del sur o para salir hacia Dos Hermanas o Utrera tienen que cruzar todo el centro. La propuesta es que de forma inmediata se recupere el túnel para que peatones y ciclistas puedan empezar a usarlo y luego  sumar el tráfico rodado.