La Hermandad de Alcalá a su paso por el Puente de Jesús Nazareno
La Hermandad de Alcalá a su paso por el Puente de Jesús Nazareno - A.M.

El ROCÍO 2018Alcalá de Guadaíra inicia su camino por sevillanas

La Hermandad alcalareña parte con una comitiva de 250 romeros y 26 carriolas

Alcalá de GuadaíraActualizado:

La Hermandad del Rocío de Alcalá ha comenzado hoy su camino, el que la llevará de la altura del cerro de San Agustín, donde tiene su templo hasta las Marismas. El primer hito del recorrido tiene carácter urbano y se articula cruzando el centro de la ciudad y recibiendo el saludo y los deseos de buen camino de los alcalareños. A cambio los romeros le devuelven las sevillanas que no dejaron de sonar durante toda la mañana. Este año acompañan al Simpecado 250 peregrinos que se agrupan en 26 carriolas.

La Misa de Romeros comenzó a las ocho y media de la mañana. A su término el Simpecado, entre vivas, quedó entronizado en la elegante carreta de plata. Desde ahí la hermandad busca el centro de Alcalá y el primer río que tendrán que cruzar en su camino, el Guadaíra, que da apellido a la localidad. En su camino se van uniendo alcalareños que marchan al compás de las sevillanas que no dejan de sonar junto al Simpecado. No faltaron tampoco en el convento de las Clarisas, desde la iglesia las sevillanas traspasaron la reja de la clausura y contagiaron de mayo, de camino y de música a las hermanas que devuelven oraciones por el cante de los peregrinos.

Más cante y baile en el Ayuntamiento donde los esperaba la corporación municipal en la puerta. La comitiva siguió bajando hasta llegar al Puente de Jesús Nazareno y sobre él cruzaron el río Guadaíra, nada más hacerlo se acaba el asfalto y el camino se alfombra de albero alcalareño. Es el paso de la frontera entre lo urbano y campo por el que ya discurrirán los pasos de los peregrinos hasta la aldea. A las doce se reza el Ángelus y la carreta mira hacia la altura donde está el templo de la Virgen del Águila y todos se pierden entre el verde de La Retama.