Las instalaciones de Sato Sport están cerradas desde el 31 de octubre
Las instalaciones de Sato Sport están cerradas desde el 31 de octubre - A.M.
Instalaciones deportivas

Sato Sport reclama al Ayuntamiento seis millones de euros por sus instalaciones deportivas

La administración local por su parte inicia el procedimiento para declarar el incumplimiento de contrato de la empresa

Alcalá de GuadaíraActualizado:

Ayuntamiento y empresa han abierto la guerra por las instalaciones deportivas de Sato Sport en Alcalá «El Zacatín». La administración iniciará un procedimiento administrativo para declarar el incumplimiento de contrato por parte de la empresa y esta ha interpuesto una demanda judicial en el que reclaman 6 millones de euros, la cantidad que estiman valen actualmente las instalaciones.

 Hasta hace unos días aún era posible un acuerdo para dar uso a las instalaciones, pero esa opción ha quedado descartada tras el anuncio de medidas legales por ambas partes y después de que la empresa haya entregado las llaves del centro.

Para el Ayuntamiento la empresa Sato Sport ha iniciado «un procedimiento ilícito» que «la ha llevado a declarar, por su cuenta y riesgo,  el incumplimiento del contrato sin base legal alguna para ello». La empresa es concesionaria de las instalaciones desde el año 2002 y el contrato está suscrito para 50 años.

La administración local indica que «en ningún caso dará el consentimiento para el cierre de las instalaciones», por lo que estima que será el concesionario quien tendrá que asumir los costos del posible deterioro de las instalaciones. Por su parte, la empresa indica que desde este momento la gestión queda en manos del Ayuntamiento y que será él quien tendrá que decidir sobre su futuro. El riesgo está ahora en el perjuicio que puedan sufrir unas costosas instalaciones que están en perfecto estado de uso y sobre las que se cierne el peligro del vandalismo y la ocupación.

Por su parte la operadora indica que el pasado 31 de octubre, la entidad se veía en la necesidad de cesar su actividad en el complejo deportivo al no llegar a un acuerdo favorable con el Consistorio. Antes hubo un año de negociaciones que no llegaron a una resolución final. Según la empresa desde su apertura en 2006, el complejo de El Zacatín había experimentado pérdidas que han ido en aumento con la apertura de nuevos centros deportivos municipales, como es el caso de Las Beatas, «con precios y tasas por debajo de su coste real, lo que ha supuesto una competencia desleal para la operadora sevillana». Aclaran además que el centro está totalmente libre de cargas y al día respecto al pago a proveedores, Hacienda y Seguridad Social.