Se ha puesto en marcha hoy un extractor industrial para eliminar el gas de la zona - N. O.
Coria del Río

El Ayuntamiento de Coria investiga si hay un fallo en un depósito de gas enterrado

Emasesa utilizará cámaras para que fotografíen y filmen la red de saneamiento

CORIA DEL RÍOActualizado:

El Ayuntamiento de Coria descartó la hipótesis de que un vertido tóxico cause los fuertes olores y afecciones diversas entre sus habitantes e investiga si el problema está en un depósito de hidrocarburo enterrado y conectado a la red de saneamiento, y que, por succión, esté introduciendo gases en los colectores.

«No hay riesgo», ha asegurado el alcalde de la localidad sevillana, Modesto González, quien ha declarado que no hay concentración suficiente de los elementos de fenol y dimetilacetamila detectados para que sea tóxico para los vecinos de Coria.

Así lo han concluido los integrantes de la Junta Local de Seguridad del consistorio de Coria, que ha reunido a representantes de las Delegaciones de Salud y Medio Ambiente de la Junta, de la Subdelegación del Gobierno central y miembros y técnicos de la empresa de aguas Emasesa, quienes han querido enviar también un mensaje de tranquilidad a la población.

Por su parte, el consejero delegado de Emanesa, Jaime Palop, ha informado de que se ha iniciado una investigación para localizar un respiradero enterrado, que contenga un depósito de hidrocarburo y que esté conectado a la red de saneamiento, y que "por succión esté introduciendo en los colectores gases".

Para atajar el problema, Palop ha explicado que se comenzará a aislar el flujo de aire por sectores de la zona y localizar así de dónde proceden los malos olores con exactitud, a la vez que ha afirmado que hoy se han comenzado a utilizar cámaras para que fotografíen y filmen la red de saneamiento en busca del origen, en lo que ha calificado como «labor detectivesca».

«No se va a escatimar medios ni esfuerzos», ha dicho el delegado de Emasesa, aunque ha adelantado que la situación es complicada y que se ha repetido en otras ciudades españolas como Vigo o Zaragoza, y ha admitido que no siempre se encuentra solución.

La delegada de Salud de la Junta, María Ángeles Fernández, ha cifrado en alrededor de 140 las personas afectadas por los malos olores, que ha sido tratadas por «patologías banales», como picores de garganta y dolores de nariz.

Para suavizar el problema, hoy se ha puesto en marcha en Coria un extractor industrial para eliminar el gas de la zona, que se suma a los muestreos realizados a diario por trabajadores de Emasesa en la barriada más afectada de la localidad y que se llevan produciendo desde hace un mes.