Los burros desbrozan la hierba en pleno centro urbano de Bormujos
Los burros desbrozan la hierba en pleno centro urbano de Bormujos - ABC
ALJARAFE

Bormujos usa burros como jardineros urbanos

Jóvenes voluntarios coordinan el trabajo de los asnos desbrozadores y son acompañados por motoristas de la policía municipal

SevillaActualizado:

Bormujos no quiere seguir combatiendo las hierbas de sus jardines y parcelas vacías utilizando herbicidas químicos o desbrozadoras mecánicas. El Ayuntamiento de la localidad ha decidido usar… ¡burros!

Hasta ahora ya se había elegido al asno para desbrozar vegetación en zonas boscosas de Europa o incluso en el aeropuerto de Boston en EEUU. Pero nunca, y de forma planificada, los burros se habían utilizado en esta labor en entornos urbanos, y aún menos en España.

A las 12.00 de la mañana, un equipo de jóvenes voluntarios, identificados con sus chalecos reflectantes, atraviesan las calles de este municipio de 20.000 habitantes, dirigiendo los ocho asnos hacia sus «puestos de trabajo».

La simpática comitiva es acompañada por motoristas de la policía municipal que también colabora de forma muy activa en este proyecto de «burros bomberos urbanos».

El equipo de burros se desplaza de una parcela a otra escoltado por la policía municipal
El equipo de burros se desplaza de una parcela a otra escoltado por la policía municipal- ABC

Hoy toca una parcela vallada en una calle céntrica y frente a un colegio. Las hierbas verdes están muy crecidas y ahora es el momento que estos simpáticos animales se dediquen a comer de forma, prácticamente, ininterrumpida hasta no dejar ni una brizna de un elemento vegetal que pasados dos meses se convertiría en pasto seco y, por lo tanto, un peligro de incendio en la ciudad.

El Ayuntamiento de Bormujos, con el Alcalde a la cabeza, ha decidido firmar un convenio de colaboración con la Asociación Internacional hispano-británica «El Burrito Feliz» dentro del proyecto «Donkeys&Birds», con la idea no solo de evitar fuegos, sino también alegrar la vida a sus habitantes con la visión de estos entrañables burritos trabajando en distintos puntos de la urbe.

El éxito ha sido rotundo y cada día muchos bormujeros acuden con sus pequeños a cuidar de los asnos y premiarles con manzanas y zanahorias.

El proyecto «Burros Bomberos Urbanos» se convierte en un auténtico fenómeno para los sentidos, pues la atención de los niños ante esta experiencia es muy perceptible.

Esta ciudad comienza a ser referente como ejemplo de futuro sostenible y mucha «culpa» de este éxito la tienen un eficaz y tozudo equipo de ocho burritos.