SUCESOS

Una familia sevillana rompe su silencio tras el secuestro de un joven de origen saharaui por su familia biológica

El caso de Azman Mohamed Yahya, de 25 años de edad y retenido presuntamente desde septiembre, similar al de Maloma

Azman Mohamed Yahya, español de 25 años, retenido en el Sahara por su familia biológica
Azman Mohamed Yahya, español de 25 años, retenido en el Sahara por su familia biológica - ABC

Una familia de la localidad sevillana de Sanlúcar la Mayor ha denunciado ante la Guardia Civil y la Subdelegación del Gobierno en Sevilla el presunto secuestro de Azman Mohamed Yahya, español de 25 años, retenido en el Sahara por su familia biológica.

Yahya, nacido el 6 de abril de 1992, tiene pasaporte español desde el 3 de febrero de 2015, según se refleja en la denuncia y ha informado la familia a Efe.

El joven conoció España mediante los programas de acogida a niños saharauis de cada verano y «se quedó en España a los 11 años para estudiar a petición de la familia biológica, que firmó anualmente un documento de cesión de tutela del menor a favor de la familia de acogida», ha indicado la familia.

Obtuvo la nacionalidad «por derecho, tras haber acumulado residencias temporales», y desde entonces ha viajado en varias ocasiones a los campamentos de refugiados saharauis para visitar a su familia, en la wilaya -pueblo- de El Aaiún, la última de ellas en septiembre pasado.

En ese último viaje iba a estar doce días, «y prolongó su estancia a regañadientes para estar presente en la boda de su hermana, pero el día antes de regresar, mientras preparaba su mochila, su padre le dijo que no se molestara en hacer equipaje, que no iba a regresar a España, aunque él se negó a obedecerle».

Interceptado en el aeropuerto de Tinduf

Sin embargo, cuando cogió un coche para ir al aeropuerto de Tinduf «fue interceptado por su padre, su madre y un tío, que le sacaron a la fuerza del coche y le quitaron su mochila, con pasaporte, documentos, pasaje aéreo, dinero y móvil de España», pero pudo avisar a su familia en España de que «le habían secuestrado».

«No le han dado ninguna explicación, pero él está asustado porque piensa que su padre, militar, quiere llevarle a los territorios liberados a un cuartel o algo así», explica su familia.

Sus familiares de acogida se dirigieron a la delegación saharaui de Andalucía, donde su responsable, Abidin Bucharaya les dijo «que lo iba a solucionar» y que se mantuvieran «en silencio y sin denunciarlo para no complicar el caso», además de haberse ofrecido, ha dicho, a mediar él en persona, porque el Frente Polisario como entidad no podía intervenir.

Su hermana de acogida, Carmen, viajó a los campamentos el pasado febrero, «y se comprometieron a que Azman tendría salvoconducto para salir de los campamentos el 16 de marzo pasado, pero nunca viajó», por lo que, tras sopesarlo, se han decidido a denunciar el caso ante las autoridades españolas.

Toda la actualidad en portada

comentarios