El pasaporte de Maloma está custodiado en el consulado de España en Argel
El pasaporte de Maloma está custodiado en el consulado de España en Argel - ABC
Retenida en Tinduf

El Gobierno devolverá a Maloma su pasaporte para facilitar su regreso desde los campamentos saharuis

La familia de la joven considera que lo fundamental es «resolver su secuestro», ya que «el pasaporte se lo pueden quitar»

MAIRENA DEL ALJARAFE (SEVILLA)Actualizado:

Los padres adoptivos de Maloma Morales, la española de origen saharui retenida en el Sahara desde hace 17 meses, se han reunido con la directora general de Españoles en el Exterior y Asuntos Consulares, María Victoria González, quien les ha anunciado que el Gobierno entregará a la joven su pasaporte.

«La directora general nos ha mostrado su interés en el caso de Maloma, que ha definido como prioritario», ha explicado su padre, Pepe Morales. «Por eso considera un paso fundamental e indispensable para facilitar que Maloma pueda venir a España entregarle su pasaporte», custodiado en el consulado de España en Argel.

Sin embargo, la familia adoptiva de Maloma no confía en que esta gestión sea la solución definitiva. «Nosotros le hemos explicado que, partiendo de la base de que carece de libertad y de capacidad de libre decisión, Maloma no puede ejercer su derecho de viajar cuando quiera, tenga o no pasaporte», afirma Morales. «Lo fundamental es resolver su secuestro, que está denunciado y reconocido, pero no resuelto, no creemos que sea una buena idea entregarle un pasaporte para que se lo quiten».

Teléfono móvil

Los padres sevillanos de la joven también han informado a la directora general de Españoles en el Exterior y Asuntos Consulares de que parece, por fin, que la joven «va a poder tener un teléfono propio» que ellos «le van a enviar inmediatamente» desde Mairena del Aljarafe.

Esta reunión ha sido el siguiente paso después de que, hace poco más de un mes, el Gobierno reconociese, por escrito y por primera vez, que la ciudadana Maloma Morales se encontraba retenida en el Sahara y que se trabajaba «activamente para ejercer la asistencia y la protección consular a la que, como ciudadana española, tiene derecho».