Una de las fincas que conforman el sector F de Almensilla con los accesos por hacer
Una de las fincas que conforman el sector F de Almensilla con los accesos por hacer - Pepe Ortega
Tribunales

La Justicia embarga casi medio millar de parcelas de Almensilla

Los afectados por el desfalco, que mantiene en prisión al Dioni, se encuentran con otro agujero económico

SEVILLAActualizado:

El titular del juzgado de Primera Instancia número 18 de Sevilla ha ordenado el embargo preventivo de 422 de las 600 parcelas del Sector F de Almensilla, cuyos propietarios ya se vieron en su día perjudicados por la presunta estafa cometida por Julio Mateos Palacios, el llamado Dioni de Almensilla. La autoría del desfalco inicialmente apuntaba a este empresario, que ejerció de tesorero de la junta de compensación que representa a los parcelistas. Sin embargo, la investigación policial y judicial ha salpicado a más personas, que en estos momentos se encuentran bajo investigación, y que también tuvieron o tienen cargos en el citado órgano de representación de los parcelistas. Entre los investigados hay dos exalcaldes de Almensilla y un alto cargo de la Junta.

El embargo dictado por el juez se incluye en un procedimiento judicial que se inició en 2012, cuando la constructora Istem S. L. demandó a los representantes de los parcelistas por impago de la certificación de una parte de la obra que habían contratado por importe de nueve millones para urbanizar los terrenos donde se asientan las fincas.

La parte demandada se defendió en este procedimiento reclamando a la empresa por defectos en los trabajos que sí había ejecutado, por retrasos injustificados y además la acusaba de haber paralizado la obra de un día para otro, provocando más gastos a los propietarios. Pero su estrategia procesal por ahora no ha prosperado.

La constructora ganó el pleito y el juzgado de Primera Instancia dictaba sentencia a su favor en febrero de 2016. En ese fallo judicial, al que ha tenido acceso ABC, el magistrado condenaba a la junta de compensación al pago de 1,7 millones en concepto de gastos y daños ocasionados a la empresa por incumplimiento del contrato y a la devolución de los avales constituidos como garantías hasta la conclusión de las obras.

Una constructora demandó a la junta de compensación por impago e incumplimiento de un contrato firmado en 2011

La condena ya ha sido recurrida. Sin embargo, la constructora solicitó la ejecución provisional de la sentencia, que se acordó en septiembre pasado en un auto en el que se cifraba en 2,2 millones el dinero al que deben enfrentarse los parcelistas, que es el resultado de sumar la cantidad adeudada a la constructora y otro medio millón en concepto de intereses y costas.

A finales de febrero se firmaba el decreto donde se comunicaban las parcelas y otros bienes como las cuentas de la junta de compensación que han sido embargadas.

Informados por un correo

Un portavoz de los vecinos consultado por Efe y próximo a las tesis que mantiene la actual dirección de la junta de compensación, que también está siendo investigada por el desfalco, lamentaba que «este personaje –en referencia a Julio Mateos–, y puede que alguno más, se llevaron el dinero que teníamos los vecinos para pagar el préstamo hipotecario destinado a urbanizar esta zona, y desde mediados del año pasado las familias estamos afrontando el pago de dicho préstamo individualmente, pagando doblemente porque nos estafaron, nos robaron, se lo llevaron».

Esta versión difiere de la que dan otros vecinos, que se enteraron este fin de semana del embargo preventivo de sus propiedades a través de un correo electrónico enviado por la junta de compensación y al que también ha tenido acceso ABC. Este sector de los vecinos, que denunció en su día a la actual directiva, sostiene que esto es una prueba más de la mala gestión de los recursos de los parcelistas y «de la que algunos sólo quieren responsabilizar a Julio Mateos para eludir responsabilidades».