Maloma ha declarado en varias ocasiones que sigue en Tinduf voluntariamente
Maloma ha declarado en varias ocasiones que sigue en Tinduf voluntariamente - ABC

Maloma reiteró a un funcionario español que actúa con libertad

El Gobierno mandó al consejero político y cultural de la Embajada en Argel a la boda de la joven saharahui

SEVILLAActualizado:

El Gobierno español desplazó a un funcionario este pasado fin de semana a la boda de la joven Maloma Morales de Mato, de origen saharaui, pero que obtuvo la nacionalidad española tras ser adoptada por su familia sevillana de acogida.

Nada más tener conocimiento de que Maloma podía ser víctima de un matrimonio forzado, la diplomacia española se puso en marcha y envió a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (en el suroeste de Argelia) al consejero político y cultural de la Embajada en Argel, Gerardo Fernández-Gavilanes Díez.

El diplomático tuvo oportunidad de hablar con Maloma, que insistió en el mismo mensaje que ha reiterado en varios vídeos difundidos en los últimos días por las redes sociales: que no está secuestrada ni retenida por su familia saharaui y que actúa con libertad, han informado a Europa Press fuentes diplomáticas.

No obstante, el Gobierno español sigue defendiendo que Maloma debería poder hacer una declaración sobre qué quiere hacer con su vida en un lugar neutral, como podría ser en una visita a España, donde no quepa duda de que habla con total libertad.

La familia española con la que vivió Maloma desde los 7 años, primero solo durante los veranos, luego el resto del año hasta que alcanzó la mayoría de edad, sigue pensando que la joven habla «coaccionada» porque está «controlada» en todo momento.

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, ha visitado este jueves Argel, pero no ha tratado con las autoridades de este país el caso de Maloma, puesto que Argelia sólo interviene a la hora de autorizar las visitas de personal extranjero a los campamentos de Tinduf, según las fuentes consultadas.