El archivo ha sido inaugurado para hacerlo accesible a los interesados
El archivo ha sido inaugurado para hacerlo accesible a los interesados - ABC
ALJARAFE

Miles de documentos para narrar la vida de una hermandad de Castilleja de la Cuesta

La corporación de Santiago Apóstol abre su archivo histórico, con escritos del siglo XVI

Actualizado:

Desvelar cómo era su pasado, conocer las costumbres de sus integrantes y clasificar todo tipo de documentos para que, en el presente y en el futuro, la historia de la Hermandad de Santiago Apóstol de Castilleja de la Cuesta esté al alcance de la mano de todos los interesados en saber más sobre ella y sobre el propio municipio.

«La idea de ordenar el archivo histórico de la hermandad, haciéndolo accesible y público, se le ocurrió hace unos años a Juan Prieto, historiador y archivero principal. Desde entonces, hemos llevado a cabo un trabajo continuo de catalogación y ordenación de los documentos que tenía la institución, que estaban en completo desorden», narra José Rodríguez, archivero.

El resultado del trabajo, que está completado al 70%, son más de 3.000 documentos archivados, muchos de ellos del siglo XVI y hasta 10.000 fotografías. También han incluido en este valioso repertorio más de 150 archivos sonoros, entre ellos marchas procesionales dedicadas a la hermandad y saetas, y hasta 100 horas de vídeo.

«Aún nos queda mucho por hacer, y queremos pedir a todos los vecinos que puedan tener en su casa papeles o fotografías relacionados con la Hermandad de Santiago Apóstol que nos los traigan para incluirlos en el archivo», pide José Rodríguez. «No los perderán, simplemente los digitalizaremos y se los devolveremos», asegura.

Joyas curiosas

El archivo posee numerosos documentos de gran valor artístico. Entre ellos, un expediente relacionado con la desamortización de sus bienes en el siglo XIX que se conserva en el Archivo Histórico Nacional y de la que, gracias al trabajo de los archiveros, se ha podido traer una copia a Castilleja. En dichos folios, la Hermandad reclama sus bienes expropiados, recogiendo hasta 30 años de gestiones que, finalmente, no dieron su fruto pero que son fundamentales para entender el pasado de la entidad y su interés por recuperar lo que le pertenecía.

También se ha catalogado, por ejemplo, el Libro de Datas de la Hermandad de la Santa Vera Cruz de Santiago, una de las que forman la actual hermandad, correspondiente a los años de 1590 a 1795.

Otro de los escritos que obran en poder de la Hermandad es un pequeño libro perteneciente a Dolores Cabrera, hermana de la corporación y habitante de Castilleja que, a principios del siglo XX, puso una tienda de comestibles. Con el dinero que sacaba del negocio, iba haciéndole numerosos regalos a la hermandad, tal y como cuenta José Rodríguez.

Todo lo que donaba lo anotaba en un libro que, ahora se ha convertido en uno de los documentos más curiosos del archivo. «Es un ejemplo de la implicación que siempre han tenido los hermanos y de cómo la hermandad ha formado parte de la vida cotidiana de Castilleja desde hace siglos», narra Rodríguez.

La intención de la corporación santiaguista es que sea un archivo abierto y dinámico tanto con sus integrantes como con todos los interesados. Así, se trabaja también en la divulgación de los documentos a través de la web y las redes sociales, acercando al público retazos de la vida de una de las hermandades más importantes del Aljarafe.