La mitad del tesoro de Tomares será para los operarios que descubrieron las monedas y ánforas romanas
La mitad del tesoro de Tomares será para los operarios que descubrieron las monedas y ánforas romanas - Efe
TOMARES

La mitad del tesoro de Tomares será para los operarios que descubrieron las monedas y ánforas romanas

Una sentencia del TSJA rechaza la resolución de la Consejería de Cultura que se negó a conceder el premio por «hallazgo casual» de la Junta de Andalucía

SevillaActualizado:

Los trabajadores que encontraron el tesoro de Tomares en abril de 2016 tienen derecho a recibir el «premio legal» que establece la Ley.

Así lo ha reconocido el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en una sentencia en la que estima la demanda de los operarios que descubrieron en unos terrenos de Tomares durante unas obras y reconoce «el derecho a percibir el premio legal correspondiente al hallazgo de las 19 ánforas y 600 kilogramos de monedas romanas, una vez evaluado el tesoro».

La sentencia, a la que ha tenido acceso ABC, rechaza la resolución de la Consejería de Cultura que se negó a conceder el premio por «hallazgo casual» de diecinueve ánforas de barro que almacenaban más de seiscientas monedas romanas de los siglos III y IV después de Cristo en el término municipal de Tomares.

Se trata de unas monedas que están expuestas en el Museo Arqueológico de Sevilla y que según estimaba la Consejería de Cultura «constituyen un documento único de primer orden del período tardorromano que no tiene paralelos en la historia de España».

Los trabajadores de la empresa que encontraron el tesoro cuando trabajaban en el parque Olivar del Zaudín reclamaron el premio basándose en las leyes de Patrimonio Histórico Español y la de Patrimonio Histórico de Andalucía.

Porque según esta última, «la persona que descubra y la propietaria del lugar en que hubiere sido encontrado el objeto o los restos materiales tiene derecho, en concepto de premio en metálico, a la mitad del valor que en tasación legal se le atribuya». La ley establece además que ese premio deberá ser distribuido en partes iguales si son dos o más los descubridores.

Según la resolución, firmada hace solo unos días por la sala de lo contencioso administrativa del TSJA, se trata de un «hallazgo casual» que fue comunicado oportunamente a las autoridades.

Así, según la sentencia, se puso en conocimiento de los poderes públicos, intervino la Guardia Civil y se personaron inmediatamente en el lugar expertos de la Consejería que fueron llamados para ello por lo que «la administración autonómica desde el primer momento tuvo conocimiento de los hechos». Y ello supone que se cumplieron los requisitos de la Ley en estos casos.

No era una cata arqueológica

Por todo, los jueces consideran que «fuera o no una actividad preventiva por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir tampoco resulta un incumplimiento imputable a los actores ya que resulta acreditado que la zona en la que hallaron las ánforas y monedas no estaba incluida en ninguna cata arqueológica». Y, por tanto, no puede afirmarse que el hallazgo no fuera casual.

La sentencia condena en costas a la Junta y reconoce «el derecho» de los recurrentes «a percibir el premio legal correspondiente» al hallazgo de las 19 ánforas y 600 kilogramos de monedas romanas, una vez evaluado el tesoro.

El despacho de abogados que ha llevado a dos de los descubridores , MAIO Martínez Escribano, y la letrada Ángeles González Cotro han celebrado el fallo favorable. Aunque se trata de una sentencia que puede ser recurrida en casación ante el Tribunal Supremo, los abogados consideran que se trata de una sentencia «pionera» de la que es difícil encontrar precedentes.

Por ello, pedirán a la Junta de Andalucía que cuantifique de forma inmediata el valor real del tesoro para después reclamar el premio para los descubridores.