El dolmen de Montelirio se encuentra cubierto tras las últimas excavaciones
El dolmen de Montelirio se encuentra cubierto tras las últimas excavaciones - ABC

Montelirio, el dolmen que asombra a los investigadores

Pese a su importancia, la construcción megalítica no es visitable y sus piezas no se han expuesto

CASTILLEJA DE GUZMÁNActualizado:

El dolmen de Montelirio, ubicado en Castilleja de Guzmán, vuelve a estar de actualidad después de la comunidad científica internacional haya destacado el contenido de la obra «Montelirio: un gran monumento megalítico de la Edad de Cobre», que reúne las investigaciones relacionadas con esta construcción.

Además, el escritor Manuel Pimentel ha ambientado su última novela, «Dolmen», en Valencina de la Concepción y Castilleja de Guzmán, construyendo una trama en la que los ritos ancestrales se mezclan con el arte megalítico y una investigación policíaca actual.

Sin embargo, los visitantes que, atraídos por las historias que rodean a Montelirio, que se han incrementado después de que las excavaciones de 2010 sacasen a la luz un enterramiento en el que había restos de un varón y más de una veintena de mujeres, se encuentran, al llegar a la localidad aljarafeña, con que el dolmen no se puede visitar y, por otro lado, las piezas que se encontraron en él tampoco están expuestas en ningún sitio.

En la actualidad, el dolmen de Montelirio se encuentra cubierto y no forma parte de las rutas turísticas que propone el museo de Valencina de la Concepción, que dedica su exposición permanente al conjunto dolménico y que únicamente incluye visitas a los dólmenes de La Pastora y Matarrubilla. Ambos han sido también, durante años, objeto de numerosas protestas de entidades conservacionistas debido a su deficiente estado.

«Hemos pedido innumerables veces a la Consejería de Cultura que nos informe sobre los planes que tiene para la Zona Arqueológica de Valencina-Guzmán, pero no hemos obtenido respuesta», asegura Juan José Alarcón, presidente de la asociación Los Dólmenes. Desde la entidad solicitan, además, un impulso a dicho yacimiento, considerado el mayor conocido de la Edad del Cobre en Europa, con más de cuatrocientas hectáreas. «Tienen un tesoro en el Aljarafe completamente abandonado», insiste Alarcón.

Simbolismo

La de la asociación Los Dólmenes no es la única voz que ha pedido más inversión y protección en la Zona Arqueológica. Ya durante la presentación de la obra que recoge los estudios realizados en Montelirio, que ha agotado la tirada inicial de ejemplares, el investigador Leonardo García Sanjuan, del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Sevilla, alertó de que, aunque el dolmen no corre ningún riesgo, no sucede lo mismo con las múltiples estructuras calcolíticas descubiertas en su entorno, cuya situación calificó de «preocupante» y para las que pidió una correcta conservación.

El dolmen de Montelirio se sitúa en el punto más alto de la zona de Valencina-Guzman, lo que le otorga un indudable simbolismo. En las excavaciones, además del particular enterramiento que aún tiene intrigados a los especialistas, se encontraron sofisticados ajuares con túnicas y ornamentos de concha, ámbar y marfil. En total, centenares de piezas que han asombrado a arqueólogos de todo el mundo y que aún están pendiente de una hipotética musealización.