Vecinas de la localidad concentrados para pedir una explicación
Vecinas de la localidad concentrados para pedir una explicación - ABC
Gases

El olor a hidrocarburos se recrudece en la barriada Guadalquivir

Los vecinos siguen con dolores de cabeza y problemas respiratorios y atribuyen el desmayo de una niña a los efectos secundarios de los gases

Coria del RíoActualizado:

Los vecinos de la barriada Guadalquivir siguen sufriendo el fuerte olor a hidrocarburos que comenzó a finales de verano. Los afectados aseguran que este martes por la tarde se ha vivido «uno de los episodios más fuertes de olores» de estas semanas, una situación que, según Sergio González, uno de los afectados, «se ha vuelto «insostenible».

«Estamos enfermos, hay gente con dolores de cabeza, vómitos, problemas respiratorios...llevamos muchas semanas sufriendo estos olores y estamos empeorando», asegura este vecino de la calle Retuerta. Esta semana, además, una niña de 9 años se desmayó en el colegio de la zona. «La llevamos al hospital y, después de hacerle varios análisis y no encontrar nada, nos dijeron que era normal a su edad. Nosotros no consideramos usual que una niña pierda el conocimiento y creemos que los gases tóxicos pueden estar entre las causas», asegura una familiar.

Efectos secundarios

Este aumento de los olores se produce después de que la comisión de seguimiento convocada la pasada semana por el Ayuntamiento de Coria del Río dictaminase que los gases podrían provenir de un antiguo pozo ciego situado en un taller de coches de la calle Retuerta que se encuentra cerrado hace varios años y cuyo dueño se negó a abrir para que se hiciesen los análisis pertinentes hasta que no se emita una orden judicial.

«Lo único que solicitamos que se acelere todo el proceso y se investigue ya ese supuesto origen del vertido por una razón muy importante: los que vivimos aquí estamos sufriendo efectos secundarios continuamente», relata Sergio González. Los vecinos piden que sea un especialista el que les haga los análisis sanitarios correspondientes y que «no se limiten a derivar a los afectados al médico de cabecera».

Trámites en marcha

Por su parte, desde el Consistorio aseguran que tienen constancia de rebrote de los olores y que «se está trabajando con todos los medios posibles» para solucionar el problema. «El Ayuntamiento está llevado a cabo todos los trámites necesarios para acordar una inspección con el dueño del taller y ver si es, efectivamente, el foco de los gases», explican fuentes municipales. Además, piden «un poco de paciencia» hasta que se conozcan los resultados de todas las pruebas y análisis que se están haciendo en la zona.

De otro lado, el consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, a preguntas del parlamentario popular Juan Bueno, explicó ayer que la Junta comparte la «preocupación» por el problema y que trabaja «desde el primer día» en la vigilancia de la calidad del aire en la zona. Además, aseguró que la Junta llevará su unidad de medición móvil para estar «el tiempo que se acuerde con el Ayuntamiento» con la intención de detectar el origen de los gases y poder actuar.