Nueva hipótesis

El origen de los olores de Coria del Río podría estar cerca del emisario de Aljarafesa

El hedor se ha intensificado y se descarta la anterior hipótesis sobre el pozo ciego del antiguo taller

Actualizado:

El alcalde de Coria del Río, Modesto González, ha anunciado que la intensificación de los olores en la barriada Guadalquivir se ha producido este jueves después de que Emasesa haya quitado el sellado hidráulico que colocó hace unas semanas en el emisario de Aljarafesa.

Según ha informado el Consistorio, esta actuación que ha separado dicho emisario de la red de Emasesa, se ha realizado «ante la previsión de fuertes lluvias», algo que otros años ha hecho remitir los olores. «Lo previsible era que se redujese la intensidad del hedor por el arrastre de lluvia, pero no ha sido así», explican fuentes municipales.

Sin embargo, esto arroja un «dato muy importante» y que puede ser clave para las investigaciones sobre el origen de los gases: los olores entran a la red de Emasesa desde el emisario de Aljarafesa. A partir de ahora, por tanto, los procedimientos se centrarán en los alrededores del emisario de Aljarafesa para intentar localizar el foco, una decisión que deja en segundo plano la hipótesis municipal sobre el pozo ciego de un antiguo taller de coches.

«A la vista de los datos de Emasesa tras la realización de sondeos, focalizar las actuaciones y la atención sobre el emisario de Aljarafesa y su entorno es una medida compartida y avalada tanto por la empresa de aguas como por la Universidad de Sevilla y la Agencia Andaluza del Medio Ambiente», aseguran desde el Ayuntamiento.

Quejas de los vecinos

Por su parte, los vecinos se han mostrado este jueves muy alarmados ante el nuevo repunte de los olores, que hacía que fuera imposible respirar dentro de algunas de las viviendas de la barriada. «El olor sale de todos lados, es imposible permanecer en casa, es inhumano», relataba una de las vecinas de la zona. Además, son muchos los que se quejan de que «se sienten desamparados y no se les atiende en el Centro de Salud», tal y como les prometieron desde el Ayuntamiento.

El alcalde del municipio también ha tenido palabras para los que «realizan declaraciones públicas sobre el tema casi a diario», advirtiendo que «no es de recibo, en un asunto tan serio, acrecentar la alarma o la crispación por intereses personales o políticos». «Se trata de buscar soluciones entre todos para que los vecinos dejen de sufrir definitivamente este problema», insiste.