La alcaldesa de Palomares, Ana Isabel Jiménez, el día de la toma de posesión, junto a Luis Caballero
La alcaldesa de Palomares, Ana Isabel Jiménez, el día de la toma de posesión, junto a Luis Caballero - J.M. SERRANO
PALOMARES DEL RÍO

Renuncia el concejal de Urbanismo de Palomares del Río por «motivos personales»

Había entrado a formar parte del gobierno tras la moción de censura del pasado 9 de enero

SEVILLAActualizado:

Después de que el pasado 9 de enero prosperase la moción de censura en el Ayuntamiento de Palomares del Río contra el PP y las fuerzas de oposición conformasen un gobierno de coalición encabezado por la socialista Ana Isabel Jiménez Salguero, el concejal del PSOE Luis Caballero, encargado de competencias como las de Urbanismo, Medio Ambiente, Vivienda o Educación, ha renunciado a sus cargos y a su acta de edil.

La propia alcaldesa de Palomares ha expuesto que Caballero ha renunciado a sus competencias delegadas y a su acta de concejal, abandonando por tanto la esfera municipal, por «motivos personales y familiares».

«Nosotros sabíamos que tarde o temprano iba a tener que irse», ha asegurado la alcaldesa, descartando que existan «problemas» o divergencias en el seno del nuevo gobierno de coalición de Palomares o en la agrupación local del PSOE.

Ana Isabel Salguero, finalmente, ha informado que después de que el pleno del Ayuntamiento haya dado cuenta ya de la renuncia de Luis Caballero, en principio corresponde al funcionario José Gómez asumir el acta de concejal vacante en el Grupo socialista, si bien su incorporación está pendiente de ser consumada.

Por su parte, el secretario general del PP de Sevilla, Juan de la Rosa, ha señalado que la renuncia del concejal prueba «la irresponsabilidad con la actuaron» el PSOE, IU, Vecinos de Palomares y PA al arrebatar la Alcaldía a la popular Dolores Rodríguez, a través de la moción de censura consumada el pasado mes de enero.

Juan de la Rosa ha destacado así que el «afán por quitar el Gobierno al PP generó una serie de improvisaciones» que se manifiestan en la renuncia del concejal socialista encargado de Urbanismo, Medio Ambiente, Vivienda y Educación.

El dirigente del PP, en cualquier caso, teme que esta situación «repercuta en la ingobernabilidad del municipio y, con ello, en todos los vecinos de Palomares».

En Palomares del Río, las elecciones municipales de 2015 supusieron de nuevo una fuerte fragmentación de la representación política. El PP volvió a ganar las elecciones municipales aunque de nuevo por una mayoría alejada de la mayoría absoluta, al contar con cinco concejales de un total de 13.

El PSOE obtuvo tres ediles, la alianza entre IU y la Unión de Izquierdas de Palomares del Río (UIPR) dos, el colectivo Vecinos por Palomares también dos y por último el PA un único edil.

Dado el caso, la popular Dolores Rodríguez se proclamó de nuevo como alcaldesa, después de que llegase al poder en el pasado mandato pero fuese desbancada por una moción de censura por la que Juana Caballero (IU) se convirtió en primer edil.

La minoría del último gobierno local de Dolores Rodríguez, con cinco concejales frente a ocho de la oposición, se vio agravada por el cisma surgido entre las filas del propio grupo popular. Dicho conflicto interno, derivado de las dos vertientes que concurrieron al último congreso provincial del PP, desencadenó que Dolores Rodríguez despojase de sus delegaciones de gobierno a dos de sus ediles, toda vez que una tercera concejal del PP renunciaba a sus competencias en solidaridad con sus compañeros.

Tal extremo dejaba un escenario municipal con un gobierno de sólo dos ediles populares y tres concejales rasos de dicha formación, frente a una oposición de ocho ediles.

Recientemente, además, el concejal raso del PP Alejandro Romero pasaba a ser concejal no adscrito, agudizando la situación del Grupo municipal del PP.

Ante tal escenario, y bajo la premisa de que no era posible gobernar el municipio entre sólo dos personas, las fuerzas de oposición del Ayuntamiento de Palomares; el PSOE, IU/UIPR, Vecinos por Palomares y el PA, promovieron una moción de censura para expulsar a Dolores Rodríguez del poder, proclamar a la socialista Ana Isabel Jiménez como nueva alcaldesa y conformar un gobierno de coalición.

Después de que dicha moción de censura fuese consumada el 9 de enero, incluso con el apoyo del concejal no adscrito escindido del PP, la nueva alcaldesa socialista conformó un gobierno de coalición, con dos dedicaciones exclusivas y las delegaciones municipales repartidas entre dos ediles del PSOE entre las que figura ella misma, las dos capitulares de IU/UIPR y los dos concejales de Vecinos por Palomares.