Pleno del Ayuntamiento nazareno, este lunes
Pleno del Ayuntamiento nazareno, este lunes - L. M.
Dos Hermanas

El Ayuntamiento nazareno se hace cargo del Centro de Atención Infantil Temprana

La Junta delega las competencias de este servicio, desarrollado en el municipio hasta ahora por convenio

Dos HermanasActualizado:

El Ayuntamiento de Dos Hermanas se hará cargo completamente, desde mediados de este mes de septiembre, de la gestión del Centro de Atención Infantil Temprana (CAIT) con el que cuenta el municipio y que hasta ahora había sido desarrollado a través de un convenio administrativo con la Junta de Andalucía. El Pleno municipal, convocado en sesión extraordinaria este lunes, ha aprobado por mayoría absoluta la aceptación preceptiva de la delegación de las competencias de este servicio de la Consejería de Salud de la Junta en el Consistorio nazareno, para que el mismo pueda seguir desarrollándose tal y como se venía haciendo hasta ahora.

Se trata, básicamente, de un trámite jurídico de competencias que, según ha explicado la concejal delegada de Educación, María Antonia Naharro, no afectará al servicio diario y personalizado que se presta en este centro de Dos Hermanas, en el que se atienden a 145 menores al año. En concreto, esta delegación de competencias a determinadas entidades locales viene regulado en el Decreto 129/2017, de 1 de agosto, para ofrecer a aquellos ayuntamientos y diputaciones provinciales que ya venían desarrollando estos servicios de atención infantil temprana mediante la gestión directa, en sus propios centros y con sus medios materiales y personales, la posibilidad de continuar con ellos.

Y es que, estos convenios están próximos a finalizar su vigencia sin posibilidad de prórroga al ser esta medida incompatible con una norma superior, la Ley 40/2015 de Régimen Jurídico del Sector Público que dispone que los convenios no podrán tener por objeto prestaciones propias de los contratos. Desde hacía ya un tiempo, de hecho, la Junta venía comunicando a estas administraciones locales que, al término del actual Acuerdo Marco, de 15 de septiembre de 2017, no se renovarían. Esto supone que dichas atenciones a los menores deben realizarse mediante contratos de gestión de servicio público.

Ante esta situación, las entidades locales afectadas solicitaron a la Consejería de Salud la delegación de la competencia para poder seguir prestando estos servicios, pues en muchos casos, como en Dos Hermanas, estos centros municipales están funcionando desde hace más de veinte años.

Continuidad de los trabajadores

Precisamente, en el decreto de la Junta se recogen estas «circunstancias excepcionales» para justificar la exclusión de dichas entidades locales del régimen general de contratación, «asegurando así la continuidad en el tratamiento de los menores a través de los profesionales que actualmente tienen asignados, evitando los posibles problemas en la mejora y desarrollo de estos niños y niñas que supondría el cambio de centro y en consecuencia de terapeuta», además de para «salvaguardar la estabilidad en el empleo» de los trabajadores.

En este sentido, el alcalde Francisco Toscano ha aplaudido esta «fórmula» ofrecida por la consejería, pues el cambio «no solo afectaba al servicio que se presta a los menores y sus familias sino también, profesionalmente, a las personas que vienen desarrollando satisfactoriamente este servicio». En el centro de Dos Hermanas hay cuatro profesionales, entre psicólogos y logopedas, así como un servicio de fisioterapeuta desde el pasado mes de febrero. Cuenta con un presupuesto anual de 156.600 euros

Según se desprende del decreto, esta delegación de competencias se acuerda por un periodo de cinco años, prorrogable por periodos anuales de forma automática. Estos centros de atención infantil temprana funcionan como unidades asistenciales especializadas para prestar una mejor atención integral al menor, su familia y su entorno. El procedimiento para el acceso a estos centros se inicia siempre a través de pediatras de atención primaria, ante la detección de trastornos del desarrollo o señales de alerta de riesgo de padecerlo por cualquier ámbito.