La fábrica de juguetes sexuales de Dos Hermanas nació en 2010 pero su matriz americana se creó en 1990
La fábrica de juguetes sexuales de Dos Hermanas nació en 2010 pero su matriz americana se creó en 1990 - ROCÍO RUZ
SEVILLA

El curioso origen de la fábrica de juguetes sexuales de Dos Hermanas

Fleshlight fue fundada en 2010 por un matrimonio americano y hoy fabrica 350.000 vaginas de plástico al año para Europa

SEVILLAActualizado:

Fleshlight, que fabrica 350.000 vaginas de plástico al año en Dos Hermanas, fue creada en Dos Hermanas (Sevilla) por el estadounidense Steve Shubin y su esposa, Kathleen, en mayo de 2010. Pero realmente el origen de esta empresa americana se remonta a finales de los 90, cuando Steve, un policía de Austin (Texas), tuvo la idea de fabricar una vagina de plástico para su uso particular porque el médico le había recomendado que no tuviera relaciones sexuales con su mujer porque estaba embarazada de gemelos y la gestación peligraba.

Así nació una empresa que hoy factura 50 millones de euros, cuenta con dos fábricas en el mundo (una en Austin y otra en Dos Hermanas) y dos centros de distribución en Canadá y Australia. En total, vende en el mundo 3 millones de vaginas de plástico. «Después de la muñeca de plástico, este ha sido el juguete sexual masculino más usado y vendido», explica Ziena, quien subraya que los pedidos particulares se envían en cajas con un empaquetado discreto y el nombre de FLI, lo que impide a cualquier vecino, compañero de trabajo o pareja saber exactamente su contenido.

El 95% de la producción de la fábrica de Dos Hermanas va a parar al mercado europeo, sobre todo alemanes, ingleses y holandeses. El otro 5% es para consumo nacional, según Juan Ziena, director general de Fleshlight en España. Esos productos vienen camuflados en lata de refresco o cerveza, así como en linternas, «por lo que se puede considerar que son juguetes sexuales de bolsillo». El 98% de los productos vendidos van dentro de una linterna.

Aunque pueda parecer que todos estos productos son iguales, Fleshlight tiene el copryright de los moldes de las vaginas de actrices porno. «Tenemos 28 modelos de actrices de cine para adultos y cada semana hacemos lanzamientos. Ellas reciben el 12% de la venta del producto como royalty», añade.