Dos Hermanas

La exportavoz del PP en Dos Hermanas denuncia acoso y amenazas de compañeros de partido

Asegura que no dejará su acta, pese a que ha sufrido «maltrato verbal y violencia psicológica» con el único fin de «echarme del grupo»

La edil popular Cristina Alonso / L.MONTES
La edil popular Cristina Alonso / L.MONTES

La concejal del Partido Popular y exportavoz del grupo municipal en el Ayuntamiento de Dos Hermanas, Cristina Alonso, ha hecho pública este miércoles la situación por la que, asegura, estar pasando en el seno del partido a nivel local, al haber sufrido «acoso y derribo» hacia su persona, con amenazas, insultos y «mobbing» laboral por parte de sus propios compañeros, al objeto de «echarme del grupo». Un «golpe sobre la mesa» de Alonso, escenificado en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por algunos militantes y familiares, con el fin de que, según ha asegurado, «los casi mil afiliados nazarenos sean conocedores de la situación del grupo, ya que muchos no saben lo que pasa y no hay asambleas de afiliados».  

La edil popular, que fue reemplazada como portavoz el pasado mes de abril por parte de la gestora que dirige actualmente el PP nazareno, ha asegurado que en estos meses de legislatura ha sufrido «maltrato verbal y violencia psicológica» por parte de algunos compañeros y en un grupo municipal, donde se vivía un «ambiente hostil, humillante, ofensivo e intimidatorio». Unos hechos que han sido denunciados –en febrero y en este mes de mayo- en los juzgados de Dos Hermanas en dos demandas distintas, una por hostigamiento y acoso laboral hacia dos compañeros del grupo municipal del PP y una segunda por hostigamiento y amenazas hacia un afiliado de base del partido, de los que ha evitado dar sus nombres.

Alonso ha comenzado su intervención poniendo de manifiesto que no tiene intención de dejar su acta como concejal, un mensaje dirigido especialmente «para que los siguientes en la lista se busquen la vida fuera». La también abogada nazarena ha detallado que estos problemas en el seno del partido se retrotraen a las propias elecciones municipales de 2015 y la denuncia por presunto chantaje que interpuso el excandidato de Ciudadanos a la Alcaldía de Dos Hermanas, Manuel Varela, en cuya instrucción policial y judicial declaró Alonso como testigo.

La concejal popular ha enumerado toda una lista de detalles, insinuaciones y comentarios realizados supuestamente por sus compañeros de partido con el único fin –considera- de apartarla de la primera línea. «Me dicen que tengo que soltar el acta por los resultados electorales y yo dije que lo haría siempre que el coordinador de campaña la soltara conmigo», ha explicado al indicar también que, posteriormente, le pidieron que no fuera la portavoz del grupo «porque no tenía experiencia en el ámbito municipal».

Postura «vergonzosa»

Asegura que ha intentado coordinar reuniones sin éxito, que «intencionadamente se me corta de las fotografías» en las que aparecía o que había una «campaña en Twitter y Facebook en la que se promociona a dos concejales y yo no aparezco, y no porque yo no esté», además de «tuits falsos que antes de las elecciones iban contra Ciudadanos pero, casualmente, después van contra mí», entre otros detalles, llegando incluso a narrar que un día la Policía tuvo que personarse en el grupo municipal por una fuerte discusión.

Alonso, además, se ha referido directamente al concejal Luis Paniagua, al asegurar que su postura en los plenos ha sido «vergonzosa, increpándome mientras yo hablaba y riéndose cada vez que yo contestaba». En este sentido, ha explicado que ha sido «excluida de todas las comisiones» del Ayuntamiento sin ella tener conocimiento, ya que se enteró el pasado 9 de mayo al tener acceso al documento, firmado por la nueva portavoz del grupo, María del Carmen Espada.

Alonso se ha referido también a la sede «no oficial» del partido. «Os puedo asegurar que esa sede no la paga el partido ni está a nombre del partido». «Todo va acompañado de un maltrato verbal, me han dicho niñata, que no tengo ni idea de absolutamente nada, que todo el mundo se ríe de mí, que no valgo ni para secretaria y, por supuesto, que hago el ridículo y que me quedaban dos telediarios».

Conocida por la gestora

Alonso ha asegurado que esta situación es conocida por parte de la gestora que preside Virginia Pérez, algo que ha sido también corroborado por dos afiliados más que comunicaron a la dirección provincial estas presuntas presiones por parte de otros compañeros del partido hacia la abogada nazarena. En varias ocasiones, Alonso ha subrayado también que esto «no es la primera vez que pasa en el PP de Dos Hermanas», en relación a que «ha habido gente muy válida que se ha tenido que ir».  

La edil ha llegado a asegurar que «mi vida ha sido investigada, lo que pasa es que no hay vídeos ni fotos, aunque se han intentado, incluso, que se trucaran. Y eso también lo tengo denunciado». Así las cosas, Alonso ha reconocido que «tiene miedo» porque «veo que la maldad es absoluta y no veo fin», asegurando también que se ha visto «obligada» a hacer públicos estos hechos antes de las elecciones generales por los últimos acontecimientos vividos.

Toda la actualidad en portada

comentarios