Notas que figuraban en la pared del chalet donde se realizaban los contactos
Notas que figuraban en la pared del chalet donde se realizaban los contactos - Policía Nacional
Sevilla

Liberadas siete mujeres obligadas a ejercer la prostitución entre Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra

El chalet donde vivían las víctimas era publicitado a través de varias páginas de contactos, donde ofrecían a los clientes un servicio de 24 horas

Dos HermanasActualizado:

Agentes de la Policía Nacional han rescatado a siete mujeres de diversas nacionalidades, que estaban siendo explotadas sexualmente en un chalet entre las localidades de Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra. Esta vivienda era publicitada a través de varias páginas de contactos por Internet, donde ofrecían a los clientes un servicio de 24 horas y una amplia gama de ofertas y mujeres para su explotación sexual con fines lucrativos.

Hay tres personas detenidas, la «Madame» y dos colaboradores que realizaban diversas tareas de vigilancia y control.

Anuncios en web

La investigación se inició a principios de año cuando los agentes tuvieron conocimiento a través de unas informaciones anónimas de la existencia de un chalet en una urbanización donde se podría estar ejerciendo la prostitución.

Este chalet en cuestión se anunciaba en varias páginas de contactos sexuales por Internet, ofreciendo a sus clientes un servicio de 24 horas y una amplia gama de servicios y de mujeres.

La investigación arrojó, que las mujeres que se alojaban en ese chalet que se publicitaba por Internet, estaban siendo obligadas a ejercer la prostitución, siendo controladas sus entradas y salidas por miembros de la organización, los cuales extremaban las medidas de vigilancia y seguridad en torno a la casa donde se ejercía la actividad. Contaban con dos perros de raza potencialmente peligrosa, con los que amenazaban tanto a las chicas como a clientes «problemáticos».

Obligadas 24 horas

Eran captadas mediante la promesa de un trabajo bien remunerado resultando ser un engaño, ya que una vez «contratadas», eran obligadas por la organización a prostituirse en pésimas condiciones y amenazadas si se negaban.

Los agentes pudieron comprobar que la situación en la que se encontraban las víctimas era deplorable, obligadas a trabajar 24 horas siempre a disposición de los clientes bajo amenazas, engaños y coacciones e incluso obligadas a compartir colchón a la hora de dormir en las mismas habitaciones donde mantenían los contactos con los clientes.

Tres detenidos

Tras conocer cómo se encontraban estas víctimas y tener ubicado el chalet donde estaban retenidas y se llevaba a cabo la actividad ilícita se puso en marcha un dispositivo policial para liberarlas y detener a los responsables del delito.

Pistola incautada
Pistola incautada - Policía Nacional

En el registro efectuado en el chalet tras conseguir la oportuna orden de entrada y registro y liberar a las siete víctimas se incautaron de un arma simulada, aproximadamente 8.500€, agendas con contabilidad casera y varias dosis de cocaína y hachís preparadas para su distribución y consumo.

El operativo policial culminó con la detención de tres integrantes de la organización, a los que se les imputó los delitos de coacción para la prostitución y delito contra la salud pública, en el marco de una investigación llevada a cabo por las Brigadas de Extranjería de las Comisarías de Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra.

Esta operación se enmarca dentro del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, puesto en marcha en 2013, y que dio lugar a la creación de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos, adscrita a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional. Con la puesta en marcha de este plan, la Policía Nacional activó la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos.