Víctima de malos tratos

María Salmerón aún no se ha «librado» de la cárcel y podría quedarse sin casa

Su tercer indulto está recurrido y su vivienda puede ser embargada para hacer frente al pago de la multa

María Salmerón y su abogado Juan de Dios Ramírez
María Salmerón y su abogado Juan de Dios Ramírez - L.M.

María Salmerón, la mujer sevillana víctima de malos tratos que fue condenada a varios meses de cárcel por incumplir el régimen de visitas e indultada posteriormente por el Gobierno, aún podría entrar en prisión y quedarse sin la vivienda en la que actualmente reside con su hija, de 17 años. Así lo ha explicado este lunes la propia víctima durante una rueda de prensa, celebrada en el centro cultural Miguel Delibes de Montequinto (Dos Hermanas), en la que ha comparecido acompañada de su abogado, el letrado Juan de Dios Ramírez, para informar de una situación jurídica que, a juicio de sus defensores, «ralla lo esperpéntico».

Esta auxiliar de enfermería, que fue distinguida por su lucha contra la violencia machista, ha sido indultada hasta en tres ocasiones de un delito de cárcel por desobediencia, al quebrantar la custodia compartida de su hija con el padre de esta, quien ya fue condenado a 21 meses de cárcel y a una orden de alejamiento. El segundo de estos indultos fue recurrido, aunque el Tribunal Supremo acabó desestimándolo. Sin embargo, María tiene todavía pendiente la confirmación de su tercer indulto, que también fue apelado en los tribunales. «Sigo con los mismos problemas o peores con los que estaba desde hace unos años», ha reconocido esta mujer, «todavía no me he librado de la cárcel porque si prosperara el recurso, me llevaría a prisión».

Por esta razón, su letrado ha reclamado este lunes que se retire esa petición de nulidad sobre el segundo indulto para que el mismo pueda ser firme, puesto que «ya hay otro confirmado», al tiempo que ha pedido que se tengan en cuenta los daños causados a la menor por toda esta situación, que sería «víctima en el caso de que se anulara ese indulto y se ingresara en prisión».

La situación de esta sevillana acaba ahora de enquistarse aún más, pues el indulto es, de cualquier forma, parcial y no exime, por tanto, del pago de la multa y la responsabilidad civil a la que fue condenada. El juzgado, de hecho, ya ha iniciado el procedimiento para la ejecución de la sentencia, que va a suponer el embargo de la vivienda en la que vive con su hija, pues Salmerón no ha podido hacer frente al pago de esas cuantías. «La situación jurídica de María es muy negra y va empeorando porque nos encontramos con una mujer indultada pero no de la multa y la responsabilidad civil, que se está ejecutando por la vía de apremio», ha concretado Ramírez.  

«Todo esto me lleva a una ruina económica brutal, de cuatro condenas aparejadas a la multa y me veo que me van a quitar la vivienda, que es el techo de mi hija y que nos tengamos que ir a la calle para que pueda sufragarle a este señor el dinero que me está reclamando», denuncia Salmerón. Se trata de una vivienda, cuyo uso está «atribuido» a la madre y la hija, y que podría salir a subasta. Sus abogados han movido ya ficha para evitar que María se quede sin vivienda y han solicitado que se le pueda atribuir a María y su hija otro inmueble que la madre «tiene en sociedad» con su exmarido. Por el momento, y como medida cautelar, el juzgado ha fijado la vista oral de este asunto para el próximo 2 de noviembre, aunque Ramírez ha considerado que esa fecha «puede ser muy tarde».

«Nos encontramos con las consecuencias jurídicas y económicas que conlleva que una madre, en aras de proteger a su hija, se vea envuelta en que pueda perder todos sus bienes», ha insistido el letrado respecto a este caso, lamentando al mismo tiempo el informe de la Fiscalía, en el que se considera que la situación ha sido «creada» por la propia Salmerón. «El delito de desobediencia, en estos casos, no debía aplicarse», ha rogado por su parte esta madre.

Apoyo para Juana Rivas

En paralelo a su procedimiento judicial, Salmerón ha querido mostrar su apoyo incondicional a Juana Rivas, la mujer en paradero desconocido tras negarse a entregar a sus hijos a su expareja condenada por maltrato. «Ella no está cometiendo ningún delito, ella sólo está protegiendo a sus hijos, si la Justicia no lo hace», ha insistido.

El caso de María Salmerón, que llegó a perder en 2009 la custodia de su hija durante algo más de un año por incumplir el régimen de visitas, será llevado hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, puesto que sus abogados consideran que «no se ha protegido a María ni a su hija» en todo este tiempo.

Toda la actualidad en portada

comentarios