Francisco José Martín, director general de Personas Mayores y Pensiones no contributivas; y María Ángeles Fernández, delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales
Francisco José Martín, director general de Personas Mayores y Pensiones no contributivas; y María Ángeles Fernández, delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales - F.V
RESIDENCIA HUERTA PALACIOS

Los mayores de la residencia de Montequinto serán trasladados el 6 de febrero a Huerta Palacios

Este lunes se celebró una jornada de puertas abiertas en la nueva residencia que cuenta con 134 plazas de las cuales 115 serán ocupadas por los usuarios de la residencia de Montequinto

DOS HERMANASActualizado:

El próximo 6 de febrero se trasladarán todos los mayores y grandes dependientes de la residencia de Montequinto a la residencia situada en Huerta Palacios en Dos Hermanas. Así se anunció ayer durante la jornada de puertas abiertas, donde se visitaron las nuevas instalaciones que ya se encuentran dispuestas para comenzar su actividad. María Ángeles Fernández, delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales; Francisco José Martín, director general de Personas Mayores y Pensiones no contributivas; Lourdes López, delegada de Bienestar Social del Ayuntamiento de Dos Hermanas; y Antonio Romero, director general del centro, visitaron la nueva residencia donde detallaron cada una de las zonas que componen estas nuevas instalaciones. Todos ellos valoraron «positivamente» el cambio de residencia. Especial énfasis puso la delegada territorial de Igualdad, al destacar que el entorno de la nueva residencia dota de «de mayor autonomía a los residentes» con la posibilidad de salir a la calle al estar en pleno centro.

Los 115 residentes actuales de la residencia de Montequinto serán trasladados a Huerta Palacios, que dispondrá de un total de 134 plazas. En las últimas fechas no han ingresado nuevos mayores o grandes dependientes a la residencia de Montequinto debido al «inminente» cese de su actividad para este traslado. Igualmente, informaron que las plazas restantes —hasta 134— serán cubiertas por la propia delegación de Asuntos Sociales por los baremos que rige la Junta.

Una de las grandes cuestiones que se planteó ante el cierre de la residencia de Montequinto era el futuro de los 220 profesionales que allí trabajan. Este lunes quedó claro que todos ellos serán trasladados a esta nueva residencia, donde continuarán con su jornada laboral en las mismas condiciones. Esta residencia abrirá sus puertas oficialmente seis años después de que se empezara anunciar su puesta en funcionamiento. En verano de 2013, la Junta de Andalucía sacó a licitación el suministro del mobiliario del complejo, que presagiaba su pronta apertura, aunque finalmente se ha ido demorando hasta la fecha actual.

Este edificio está compuesto por tres plantas, diez habitaciones individuales y sesenta y dos dobles. Cuenta con la particularidad de estar divididas por colores para facilitar el reconocimiento de su planta a las personas mayores (el rojo, azul y verde son los colores que se han elegido para ello). Igualmente, dispone de dos patios en la planta baja y una terraza en cada una de ellas de grandes dimensiones, salón comedor, sala de estar con presencia todo el día, sala de duelo, gimnasio de rehabilitación, sala de terapia ocupacional, aseo geriátrico por planta, despachos médicos, sala de cura, un área de enfermería y cinco habitaciones con vigilancia para enfermos terminales.

El delegado Francisco José Martín explicó que siguen trabajando para «ofertar en un futuro más plazas públicas desde la Junta de Andalucía», aunque la mayor incógnita se encuentra en el futuro de la residencia de Montequinto. Los propios usuarios de la residencia de esta barriada nazarena se han llevado años de lucha para que ésta no echara el cierre y fueran trasladados a la nueva residencia de Dos Hermanas. Pero finalmente, el delegado explicó que «cerrará provisionalmente» aunque con el ánimo de que «se mantenga como un centro residencial para personas mayores».

A pesar de la Proposición No de Ley (PNL) aprobada en el Parlamento Andaluz para rehabilitar el centro de Montequinto, la residencia cerrará tras este traslado. El delegado Francisco José Martín aclaró que «es imposible» llevar a cabo una reforma con el propio uso de la residencia, además de que «han aconsejado que el edificio sea demolido». También explicó que se le ha entregado un informe a cada grupo político.