Lugar donde ocurrieron los hechos
Lugar donde ocurrieron los hechos - L. M.
Dos Hermanas

Muere una mujer tras ser atropellada en un paso de peatones de Dos Hermanas

La conductora se deslumbró por el sol y no puedo evitar embestir a la fallecida

Dos HermanasActualizado:

Una mujer de 92 años, vecina de Dos Hermanas, ha fallecido a consecuencia del fuerte golpe en la cabeza que sufrió este pasado martes al ser atropellada cuando cruzaba la calle en el barrio nazareno de Las Portadas. Los hechos ocurrieron en torno a las 20.00 horas cuando el servicio de Emergencias 112 de Andalucía recibió una llamada alertando del accidente en la avenida Primera de esta conocida zona de Dos Hermanas.

Hasta el lugar se desplazaron inmediatamente Policía Local y personal sanitario que atendieron a la víctima y procedieron a su traslado al hospital, donde finalmente ha fallecido. La mujer se encontraba cruzando la calle, acompañada por su cuidadora de 25 años, por un paso de peatones, ubicado justo a la altura de la parroquia de Las Portadas, cuando fue embestida por un vehículo.

Según ha precisado el delegado de Movilidad del Ayuntamiento, Antonio Morán, la conductora, una mujer de 36 años, alegó que se había deslumbrado por la caída del sol de la tarde y que eso le impidió verlas cruzar. La Policía Local realizó la prueba de alcoholemia a la autora del atropello tanto en el lugar de los hechos como posteriormente en comisaría, para una segunda verificación, dando un resultado negativo en ambos casos.

Morán indicó, además, que no pudo circular rápido por esta avenida Primera de Las Portadas, al tratarse de una vía estrecha. A escasos metros del paso de peatones hay instalado, de hecho, un badén para obligar a los vehículos a reducir la velocidad.

La mujer de 92 años fue trasladada de gravedad al hospital Virgen de Valme de Sevilla, donde falleció al cabo de unas horas, mientras que la joven de 25 resultó herida leve y no precisó ingreso hospitalario. Esta mañana en Las Portadas, los vecinos han explicado que tanto la fallecida como la autora del atropello residen en este barrio, donde eran conocidas por todos.

La fallecida vivía cerca de la parroquia y era habitual en este templo, al cual solía asistir a diario. Algunos vecinos han confirmado, además, que durante el atardecer la conducción por esta avenida se dificulta porque el sol suele deslumbrar a los conductores.