Tribunales

Pena mínima para el padre que abandonó a su hijo para ir a un club de intercambio de Dos Hermanas

Acepta seis de meses de cárcel tras mostrar su arrepentimiento y contar con el testimonio favorable de su mujer

SEVILLAActualizado:

Ha sido una de las noticias más comentadas este fin de semana. Un vecino de Dos Hermanas era detenido por abandonar a su hijo de cuatro años en el interior de su coche mientras alternaba en un club de intercambio de parejas situado en la urbanización de la Motilla. El progenitor ha sido juzgado este lunes y ha aceptado una pena de seis meses de prisión, que no va a cumplir.

Según la sentencia facilitada por el servicio de prensa del TSJA, el detenido, que quedó en libertad a las pocas horas de su arresto, ha admitido los hechos, se ha mostrado arrepentido y además ha contado con el testimonio favorable de su pareja y madre del pequeño, quien ha renunciado a emprender acciones judiciales contra él.

La defensa y la Fiscalía se han presentado ante la magistrada del juzgado nº 3 de Dos Hermanas con un acuerdo que se ha rubricado en una sentencia por conformidad. En ella se detalla cómo el condenado, a pesar de estar a cargo del menor, lo dejó en el coche sobre las once y media de la noche del pasado sábado para entrar en un local de intercambio de parejas.

Una patrulla de la Policía Local se encontró el vehículo estacionado en doble fila y cuando iba a proceder a multarlo, notaron al pequeño llorando en el interior. Los funcionarios lo sacaron del coche y comprobaron que tenía síntomas de hipotermia.

Tras buscar por las inmediaciones a los padres, localizaron al ahora condenado dentro del establecimiento, «con síntomas de embriaguez», señalaba un comunicado oficial. En la sentencia se detalla que los agentes dieron con el padre a la una menos diez de la mañana.

El condenado no cumplirá la pena de seis meses de prisión porque la juez ha acordado, con el informe favorable de la Fiscalía, la suspensión de su entrada en la cárcel, atendiendo a que no tiene antecedentes, a la «presumible falta de peligrosidad criminal» y a que la madre del pequeño ha asegurado que su pareja tiene una «excelente» relación con su hijo y ha defendido que lo ocurrido es un hecho «puntual, aislado y carente de explicación». La mujer está en avanzado estado de gestación. La espera de otro hijo en común también se ha valorado a la hora de cuantificar la pena.