La Plataforma en defensa de la Residencia de Montequinto lleva manifestándose desde hace siete años
La Plataforma en defensa de la Residencia de Montequinto lleva manifestándose desde hace siete años - F.V.
RESIDENCIA DE MONTEQUINTO

Susana Díaz señalada por el cierre de la residencia de Montequinto

El próximo 6 de febrero se llevará a cabo el cierre de la residencia y el traslado de los mayores a la nueva residencia situada en Huerta Palacios

DOS HERMANASActualizado:

“Ni justificación ni vergüenza”, así de contundentes son desde la plataforma en defensa de la residencia de Montequinto. No ha sido bien acogida la noticia del traslado de los mayores y grandes dependientes a la nueva residencia situada en el núcleo urbano de Dos Hermanas en Huerta Palacios. Se llevará a cabo el próximo 6 de febrero y cerrará de forma «provisional» la actual residencia. La plataforma de afectados ha condenado este traslado tras siete años de lucha para que no se llevara a cabo lo que dentro de cinco días ocurrirá.

«Asestará el golpe mortal a la que ha sido y es la mayor y mejor residencia pública de mayores y dependientes de Andalucía, la oscura y alargada sombra del brazo de Susana Díaz nos anuncia entre ocultismo que su sentencia a muerte sobre este preciado bien sigue en pie por encima de los intereses de las miles de personas que necesitan esas 280 plazas», así explican desde la plataforma estos hechos.

Susana Díaz es la principal señalada y lamentan que tras los intentos de cierre por parte de la Junta de Andalucía en 2011 y 2014, ahora han actuado «con mucha habilidad y no menos tiranía con un proceso de degradación planeada, de abandono y derroche progresivo por una parte para cansar y demostrar que no merece la pena estar en el enclave que mejor calidad de vida hubiese proporcionado a nuestra gente mayor y por otra parte a preparar con astucia una excusa como es decir les pasamos a una nueva».

Desde la plataforma no van a cesar en sus intentos estos días para frenar el traslado hacia la nueva residencia «aún no está acabada la partida, desde la Plataforma apelamos a un último esfuerzo y convocaremos una, puede que última, acción para detener a Susana Díaz y esos empresarios desalmados que le reclaman hacer negocio con la salud de nuestros mayores» afirman. Además instan a Cruz Roja a no colaborar en dicho traslado para que «no se presten esa salvajada».

El último capítulo de la residencia de Montequinto no está escrito y aún se esperan días movidos mientras la nueva residencia espera la llegada de los mayores y grandes dependientes en menos de una semana, «un último grito de auxilio desesperado».