La loreña Amparo Muuñoz publica cada día una fotografía de una mujer en las redes sociales
La loreña Amparo Muuñoz publica cada día una fotografía de una mujer en las redes sociales - L. G.
LORA DEL RÍO

Las 365 historias en femenino fotografiadas en blanco y negro

Una vecina de Lora del Río publica en Instagram y Facebook durante un año retratos de mujeres en un día cualquiera de su vida

LORA DEL RÍOActualizado:

«Toda mujer es bella, tiene su propio espíritu, auténtica belleza y hermosa imperfección. 365 días para 365 fotos de un día cualquiera. Ellas». Con este largo título da comienzo un proyecto que la loreña Amparo Muñoz está llevando a cabo en Lora del Río a través de las redes sociales y que está despertando gran interés entre sus paisanas.

La iniciativa pasa por publicar en Instagram (@amparobenzal_proyecto 365) y Facebook (Amparo Muñoz) durante 365 días retratos en blanco y negro de mujeres en un día cualquiera de su vida. Cada día, una fotografía, una mujer, una historia.

En su mayoría son mujeres loreñas, aunque un día a la semana lo dedica a mujeres con las que convive y se desenvuelve en su trabajo en la capital sevillana. No hay patrones ni edad. Mujeres en mayúsculas. Amas de casa, trabajadoras, madres, abuelas, emprendedoras, estudiantes, empresarias, jóvenes y mayores, todas tienen cabida. Mujeres y más mujeres.

Retrato de su madre ABC
Retrato de su madre ABC

Las fotografías no están editadas, van directas desde la cámara a internet, solo en blanco y negro. Además, «cada imagen va acompañada de una frase muy relacionada conmigo y, como a mí me ha costado dar el paso a cumplir lo que deseaba, quiero hacerles ver que todas podemos, que todas valemos», destaca la artífice de este proyecto.

El final de todo será una exposición con todas las fotografías. «Y ese retrato se lo voy a regalar a todas las participantes», destaca.

La loreña Amparo Muñoz ha centrado la mayor parte de su vida profesional a la estética, pero hace un año decidió que ya era el momento de romper con todo y cumplir su sueño, el de dedicarse profesionalmente a la fotografía, ámbito que le ha apasionado desde siempre.

Por ello, inició un curso en el centro de formación sevillano Imagocenter, que está a punto de concluir. Actualmente, compagina sus estudios con su labor como fotógrafa bajo el nombre profesional de Amparo Benzal, apellido que ha cogido «prestado» de su bisabuelo y al que, de esta manera, rinde tributo.

Una pianista
Una pianista - ABC

La iniciativa parte de su profesor, Francisco Guerrero, que, sobre el mes de noviembre, les ofrece a sus alumnos, de forma opcional, la idea de llevar a cabo un proyecto personal, de temática y duración libre.

«El 31 de diciembre decidí embarcarme en este proyecto y dedicarlo a la mujer porque siempre he sido una fiel defensora de ésta», destaca Amparo. Así, el último día de 2017, lanzaba la primera publicación de su proyecto, el día cero, una fotografía de ella dando el pistoletazo de salida a este bonito propósito, que tantas satisfacciones le está dejando. Y es que lo que una vez soñó esta loreña es hoy ya una realidad.

Ese es uno de los mensajes principales que Amparo Muñoz quiere transmitir a las mujeres con sus retratos, que hay que luchar por los sueños, por lo que uno desea en la vida, y que nunca es tarde para hacerlo.

Tiene también tintes reivindicativos, en protesta por la brecha salarial y la lucha por la igualdad. Y es además, una llamada de atención a las propias mujeres. «Entre nosotras no nos apoyamos», destaca Amparo, y añade: «Necesitamos unirnos y darnos más apoyo».

Una arquitecta
Una arquitecta- ABC

Vivencias

El retrato de su madre, pilar fundamental en su vida, ostenta el puesto número uno de estos 365 retratos en blanco y negro que inmortalizan un instante pero esconden historias de trabajo, esfuerzo, lucha, renuncia y superación, de que todo es posible si se intenta y se le pone ganas.

«Cuando hago las fotografías me cuentan sus vivencias y sus historias, y me encanta», manifiesta esta loreña. Tiene previsto que su otro pilar, su hija Natalia, y ella, protagonicen el retrato 365, el punto final de este proyecto, de esta experiencia, que se escribe y se cuenta en femenino y que está resultando enriquecedora para ella. «Hay mucha gente que me está escribiendo, me dice que le encanta el proyecto y que le encantaría participar, y eso me llena muchísimo».