Un avión ha roto la barrera del sonido y ha causado alarma en varias poblaciones de Sevilla
Un avión ha roto la barrera del sonido y ha causado alarma en varias poblaciones de Sevilla - C. G.
CAMPIÑA

Alarma por el estruendo causado por un avión al romper la barrera del sonido en la campiña de Sevilla

Numeros vecinos han llamado a los servicios de Emergencia alertando de un ruido muy parecido al de una explosión

ARAHALActualizado:

Susto mayúsculo esta mañana en buena parte de la provincia de Sevilla, después de que un avión haya roto la barrera del sonido, y se hayan producido decenas de llamadas a los servicios de Emergencia alertando de un ruido similar al de una explosión o bien una vibración parecida a la que provoca un terremoto.

Con todo, el estruendo se ha debido a que un avión de los que realizan ejercicios a diario desde la base de Morón ha roto la barrera del sonido poco antes de las diez de la mañana.

Cuando muchas personas se encontraban ya en comercios o en la calle, en varias localidades de las comarcas de la Sierra Sur y la Campiña de Sevilla el ruido ha sido ensordecedor: «Ha sido como una bomba, un par de segundos, pero todo temblaba», explicaba una vecina de Arahal a ABC.

En este minicipio, una mujer ha llamado a los bomberos al confundir el ruido con una explosión de gas en su vivienda, ya que temía que la instalación que le habían realizado poco antes fuese defectuosa. Los bomberos han acudido a la calle Écija, desde donde se realizó la alerta, y se han descartado que hubiese los daños que temía la alertante.

Aunque en Arahal se cree que no siempre se cumple, los aviones de la base no pueden sobrevolar el casco urbano del pueblo, que se encuentra, en línea recta, a unos 10 kilómetros de la localidad. El ruido de estos aparatos ya es una norma en el pueblo cada día desde las 9 de la mañana, cuando comienzan los ejercicios diarios.

El servicio de coordinación de Emergencias 112 Andalucía ha informado a Efe de que poco después de las 10.00 de la mañana ha recibido llamadas de municipios como Fuentes de Andalucía, Marchena, Mairena del Alcor o Paradas, que avisaban de un fuerte ruido identificado como una explosión o un terremoto.

Lo que ha provocado el estruendo se define como una «barrera omnipresente» que viaja en todas direcciones a la velocidad de 1.234 kilómetros por hora, la velocidad del sonido. Al ser vencida por un objeto, estalla formando una explosión sónica que es apreciada en varios kilómetros a la redonda.