Entrega de medallas y diplomas en la Diputación de Sevilla en el Dia de la provincia
Entrega de medallas y diplomas en la Diputación de Sevilla en el Dia de la provincia - RAÚL DOBLADO
DISTINCIONES

La Diputación de Sevilla reconoce trece trayectorias durante la celebración del Día de la Provincia

Alfonso Guerra, nombrado Hijo Predilecto, y Ana Rosa Quintana, Hija Adoptiva; también hubo una mención especial para los tres bomberos sevillanos de Lesbos

SEVILLAActualizado:

La Diputación de Sevilla ha celebrado este miércoles su día grande, y lo hizo por todo lo alto, reconociendo a trece personas o instituciones que por un motivo u otro han sido merecedores de tal distinción.

Hubo una mención especial para los tres bomberos sevillanos de la Asociación Proemaid, Manuel Blanco, Julio Latorre y Quique Rodríguez, que fueron juzgados en Lesbos hace unas semanas por salvar la vida de unos refugiados en las aguas griegas.

Las Placas de Honor se concedieron a la empresa Los Alcores de Carmona -comercializadora de la ginebra Puerto de Indias-, a la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), a ALCER Giralda, Cabimer y Los Romeros de la Puebla.

Las Medallas de Oro fueron en esta edición para la pediatra y oncóloga Ana María Álvarez, el árbitro de fútbol Medina Cantalejo, el pintor y escultor Ricardo Suárez, el párroco de Pedrera Enrique Priego y el pianista Dorantes.

Finalmente, la Hija Adoptiva de la Provincia en este 2018 fue para Ana Rosa Quintana y, por último, el título de Hijo Predilecto, para Alfonso Guerra.

Entre los invitados se encontraba la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz; una nutrida representación de alcaldes y concejales de los 104 municipios de la provincia, así como tres de los últimos cuatro presidentes de la Diputación, Miguel Ángel Pino, Alfredo Sánchez Monteseirín y Manuel del Valle (estos dos últimos también exalcaldes de Sevilla).

El discurso de Fernando Rodríguez Villalobos, presidente de la Diputación de Sevilla, estuvo marcado por la reivindicación, especialmente contra la Ley de Estabilidad, la regla de gasto y el objetivo de déficit, hacia las entidades locales. Como muestra, un botón: «Y aunque esa medicina en forma de ley fue útil en un momento dado, hoy los ayuntamientos y diputaciones ya no necesitamos antibióticos restrictivos de esa índole».

Presumió el máximo responsable de la institución supramunicipal de que la de Sevilla es «la segunda Diputación más cumplidora de las 21 grandes corporaciones locales de España, tras la de Vigo».

Abogó por que «los más de 300 millones de euros que tiene esta Diputación en depósitos bancarios salgan a generar empleo y riqueza en la provincia. Es por ello, por lo que quiero volver a solicitar al ministro de Hacienda que imprima celeridad a la asignatura pendiente de la financiación local, reactivando la comisión de expertos que aborda esta cuestión».

Como presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), también habló en su discurso sobre la despoblación que sufre Andalucía, si bien «lo cierto es que este problema sólo afecta mínimamente a algunas zonas de la comunidad».

También hizo referencia a la era digital y recordó que en los últimos años, la Diputación aporta decenas de millones a la sociedad digital, a través de la red Tarsis.

A continuación remarcó Villalobos la «capacidad de asombro» que es «fundamental, porque esta cualidad es una de las que han llevado a ser lo que son nuestros galardonados; asombro para sobresaltarse ante la injusticia, para revolucionar la forma de hacer política o periodismo, para escuchar otras músicas y unirlas para siempre al flamenco... o para observar la enfermedad desde otra óptica o para plasmar el alma de un río».

Con continuas alusiones a Antonio Machado, Villalobos acabó hablando de municipalismo, ese término del que siempre que puede presume en sus discursos. «Decía don Antonio que hay dos clases de hombres, los que viven hablando de las virtudes y los que se dedican a tenerlas. Pues bien, el municipalismo es del segundo grupo».

Acabó el presidente de la Diputación su intervención animando a alcaldes y concejales a ser «parte muy activa a la hora de pintar el lienzo del futuro de nuestra provincia».