MEDIO AMBIENTE

La IV Doñana Birdfair honra a la Cañada de los Pájaros

Plácido Rodríguez y Maribel Adrián, dueños del parque, han convertido un basurero en un humedal de gran biodiversidad

Patos en una de las lagunas de la Cañada de los Pájaros
Patos en una de las lagunas de la Cañada de los Pájaros - ABC
FERNANDO RODRÍGUEZ MURUBE - abcdesevilla Sevilla - Actualizado: Guardado en: Provincia

En el marco de la cuarta edición de la Doñana Birdfair —punto de encuentro de ornitólogos, profesionales de la fotografía, biólogos, amantes de las aves y de la naturaleza— que se celebra desde hoy hasta el próximo domingo en la Reserva Natural de la Dehesa de Abajo, en La Puebla del Río, recibirán un homenaje Plácido Rodríguez Parada y Maribel Adrián, propietarios, gestores y creadores de la Cañada de los Pájaros, la primera Reserva Natural Concertada de España.

«La naturaleza te devuelve con creces lo que tú le des», afirma Plácido, descendiente de «los Clarita», una larga estirpe de marismeños que hizo de esta tierra su forma de vida a lo largo de varias generaciones. Sabe bien de lo que habla este sanluqueño criado en Las Nuevas. Él ha entregado su vida a la marisma y ésta le ha dado paz, felicidad y el amor de Maribel, una bióloga burgalesa que desarrolló idéntica pasión por esta tierra a principios de los ochenta cuando realizó su tesina de fin de carrera sobre la nutria en Doñana bajo la tutoría de Miguel Delibes, investigador de la estación biológica de dicho espacio natural. Dos fugitivos del mundo urbanita que desde ese momento formaron un proyecto de vida en común con la naturaleza como protagonista absoluta.

En 1987 compraron la mitad de la finca Cañada de la Barca, también conocida como Marismilla, siete hectáreas y media completamente degradadas que se habían convertido en un vertedero, pero en las que la pareja veía potencial. De este modo, sus planes estaban un poco más cerca de hacerse realidad, aunque durante mucho tiempo siguió siendo aún una meta lejana. «Nos vendieron la parte mala, durante cuatro años estuvimos retirando escombros, y adecentando la zona. Ahora las tornas han cambiado, la otra parte está llena de escombros y han rellenado la laguna», afirma Plácido.

Lo bueno que tenía dicha zona es que contaba con un humedal consolidado pese a tener mucha basura y eucaliptos, y con mucho esfuerzo consiguieron restaurar la laguna, la cual está hoy día incluida en la Red de Espacios Naturales de Andalucía y constituyó la primera experiencia privada en España de restauración y manejo de graveras. Una laboriosa misión que siguen llevando a cabo para su mantenimiento, ya que, según sostiene Maribel, «un humedal es un ecosistema muy frágil que sufre continuas agresiones externas».

De este modo, aquel sueño de juventud es hoy día, justo treinta años después, una realidad consolidada, una espectacular reserva de aves acuáticas —en torno a doscientas especies, algunas de ellas exóticas, que suman más de dos mil pájaros— donde el objetivo principal es la conservación de aves y espacios, gracias entre otros factores a la recreación de diferentes microhabitats, y estudiar su comportamiento.

La Cañada de los Pájaros, un humedal estratégico del Espacio Natural de Doñana declarado en 1991 como la primera Reserva Natural Concertada de España, fue una experiencia pionera que a día de hoy sigue siendo única no solo en España, también en Europa, ya que solo existe algo parecido en La Camarga francesa.

Focha cornuda

También cabe mencionar la brillante labor de recuperación de aves protegidas que principalmente lleva a cabo Plácido, experto ornitólogo además de biólogo, desarrollando diferentes programas de reproducción para su posterior reintroducción a la naturaleza. Malvasía, cerceta pardilla, porrón pardo, son algunas de las aves que ha recuperado el sanluqueño, aunque el trabajo que más destaca es el realizado con la focha cornuda, hasta el punto de ser la Cañada de los Pájaros el primer centro del mundo de reproducción de esta especie, prácticamente en extinción en Europa hasta la aportación de Plácido.

Asimismo, este parque temático de aves multifuncional también ejerce como un más que interesante foco de educación ambiental con casi diez mil visitas al año, la mayoría escolares, unas cifras que disminuyeron con la crisis pero que ahora vuelven a repuntar.

Toda la actualidad en portada

comentarios