El ingeniero químico visueño Antonio León con un cliente asiático
El ingeniero químico visueño Antonio León con un cliente asiático - ABC
LOS ALCORES

Una empresa de El Viso se adelanta al futuro y se convierte en líder mundial en tecnología de grafeno

Graphenstone, fundada en 2006 por el ingeniero visueño Antonio León, exporta pinturas, aislantes y revestimientos. El grafeno, tan duro como el diamante y 200 veces más resistente que el acero

EL VISO DEL ALCORActualizado:

Desde científicos a divulgadores y fabricantes de primer nivel, todos los expertos coinciden en señalar que el grafeno es el material del que estará construido nuestro futuro. Con una resistencia doscientas veces superior al acero y de dureza similar al diamante, el grafeno presenta una sorprendente elasticidad, y muestra gran capacidad de reacción, lo que además le permite originar materiales nuevos incrementando exponencialmente sus aplicaciones.

Resalta como un elemento nanotecnológico que, según indican, estará casi omnipresente en numerosas parcelas de nuestra vida y que ya es una materia prima que se usa en El Viso del Alcor. Detrás de esta innovación se encuentra la empresa Graphenstone, cuya filial matriz está ubicada en el polígono Poliviso, que desde 2013 es la primera fabricante mundial de pinturas, revestimientos, morteros y una compleja gama de productos aislantes, que han sido mejorados con polímeros de grafeno.

En todo el mundo

Reconocidos en los salones internacionales más prestigiosos de Asia, Europa y Norteamérica, esta empresa acoge trabajadores repartidos por varios países y tiene presencia en los cinco continentes a través de filiales, acuerdos comerciales y centros de producción, el último de ellos en México, cuya firma acaba de cerrarse.

Además de poseer hasta catorce certificaciones de calidad ISO y análogas, acaban de recibir el certificado Cradle to cradle, que es hoy por hoy la distinción de producto más prestigiosa a nivel mundial, y cuya entrega se hará oficialmente el próximo día 18.

El comienzo de la aventura Graphenstone tiene un nombre propio, Antonio León Jiménez, visueño y cofundador de la firma, quien tras terminar sus estudios de ingeniería química comenzó a trabajar para el más importante productor de pinturas de Andalucía.

Seis años más tarde, en 2006, creó su propia fábrica con el sueño de «desarrollar y fabricar los materiales con los que se construirían los edificios del futuro, partiendo de parámetros tan importantes como lo natural, ecológico y saludable, hacer edificios para seres humanos», explica.

Así, comenzó a otear e investigar las posibilidades de fabricación lo que le llevaría a conocer a su primer socio, Isidoro Gordillo. Propietario de Cales Gordillo, Isidoro puso a su disposición sus más de 100 años de historia manteniendo el método tradicional con purezas y niveles de cristalización únicos en el mundo, que a partir de entonces se convertía en la principal materia prima del material buscado.

Primero en el mundo

En 2012, León contacta con Graphenano, en esos momentos una de las primeras compañías manipuladoras de grafeno, con el objetivo de introducir el material en la cal de Isidoro Gordillo. Tras un año de trabajo en los laboratorios, se desarrolla un polímero de grafeno, el cual se somete a duras pruebas en los laboratorios de la Universidad de Sevilla y que sorprende a todos los presentes.

En ese mismo período se reprodujeron ensayos en otros laboratorios, testando el producto con obras de prueba hasta conseguir la certeza 100% de que el material era único en el mundo y poseía cualidades jamás vistas en la construcción.

Así nació Graphenstone, totalmente ecológico y primer producto en el mundo que contiene grafeno. El sueño de León se materializó con Isidoro Gordillo y el equipo de Graphenano, Mario Celdrán, Martín Martínez y José Martínez, junto a los que crea la marca internacional Graphenstone, presentada oficialmente en la ciudad de Alicante a finales del año 2013.

En 2015 completó su expansión a los cinco continentes, y en lo que va de 2016 se han cerrado varios acuerdos internacionales. Solo el pasado fin de semana han participado en las ferias de Tokyo y Munich, con un nuevo aplauso internacional, y ya los esperan en los salones de Londres y Amsterdam.