El expapa, Ginés Hernández, saliendo de un coche tras abandonar la orden
El expapa, Ginés Hernández, saliendo de un coche tras abandonar la orden - EFE
SUCESOS

El expapa del Palmar y su mujer, detenidos por la reyerta en la que resultaron acuchillados

Junto a su mujer, Nieves Triviño, se saltaron el muro encapuchados y se produjo una reyerta a navajazos

SEVILLAActualizado:

El expapa del Palmar de Troya, Ginés Hernández, se encuentra ingresado en el hospital tras ser herido grave en el pecho por arma blanca después de que este domingo intentara acceder al recinto de la secta de la que apostató. Según ha avanzado Canal Sur y, tras consultar fuentes de la pedanía utrerana, el expapa junto a su mujer, Nieves Triviño, se saltaron el muro que rodea la finca encapuchados y con bridas.

Los hechos ocurrieron sobre las seis de la tarde de este domingo, cuando en la basílica del Palmar se celebraba la misa. El expapa aprovechó junto a su mujer para saltar una zona baja del muro que se encuentra junto a los depósitos de agua de la finca. Allí fueron sorprendidos por uno de los curas de la orden, que estaba realizando tareas de mantenimiento. Entonces, comenzó un forcejeo que acabó con los tres heridos. El expapa fue evacuado en helicóptero al hospital Virgen del Rocío con un neumotórax provocado por una puñalada. El cura, con tres heridas, y la mujer del expapa, fueron ingresados también por heridas de arma blanca pero, según fuentes de la pedanía, fueron dados de alta este mismo lunes. De hecho, según fuentes de la Guardia Civil, Nieves Triviño se encuentra detenida en los calabozos. Fuentes de la investigación aseguran el expapa será arrestado y, tanto a él como a su mujer, se le imputan los delitos de robo con violencia e intento de homicidio en grado de tentativa.

ABC de Sevilla se ha puesto en contacto con la familia del expapa, que aseguran «no saber nada» de lo ocurrido ni tan siquiera del estado de salud de Hernández, ya que «no quieren decírnoslo». Mientras tanto, la Policía Judicial de la Guardia Civil de Utrera continúa investigando lo ocurrido, y se conoce que en el coche en el que se desplazaron el expapa y su mujer encontraron herramientas para forzar cerraduras.

Gregorio XVIII, como así se denominaba cuando ejercía como papa de la secta, apostató al enamorarse de una exmonja de la orden, Nieves Triviño, que trabajaba en el ayuntamiento del municipio granadino de Monachil. Ginés Hernández abandonó la finca llevándose el «papamóvil», un BMW de alta gama, para irse a vivir con la que ahora es su mujer, tras casarse hace un año.

El expapa llegó a afiliarse al Partido Popular para iniciar una carrera política, pero en fechas recientes decidió abandonar el partido. Antes, apareció en distintas entrevistas -como ésta en ABC de Sevilla-, criticando duramente la orden de la que había formado parte durante décadas, de la que llegó a decir que «era todo una farsa y un montaje». Además, llegó a posar desnudo junto a su mujer en la portada de Interviú, recreando a Adán y Eva con la manzana del pecado.

Sus actuaciones no sentaron nada bien en la secta, cuyo papa actual llegó a escribir cartas a sus miembros condenando sus actos y asegurando, literalmente, que era «una bestia maldita». El último episodio, del que aún se desconoce el móvil, es uno más en la larga lista de excentricidades vinculadas a esta orden que nació hace ahora 50 años y que agoniza tras haber sido poderosa económica y popularmente durante décadas.