La imagen difundida por la familia cuando denunció su desaparición el pasado 23 de abril
La imagen difundida por la familia cuando denunció su desaparición el pasado 23 de abril - ABC
Sucesos

La Guardia Civil detiene a un vecino de Alcolea del Río tras confesar que ha matado a su pareja

La víctima, María del Rosario Luna, llevaba desaparecida desde el pasado 16 de abril y su cuerpo ha aparecido este viernes en el interior de una maleta, junto al cauce seco de un arroyo

SEVILLAActualizado:

La Guardia Civil ha confirmado este jueves la detención de un vecino de Alcolea del Río por la muerte de su pareja, que llevaba desaparecida desde el pasado 16 de abril. La víctima, que se llamaba María del Rosario Luna, tenía 39 años y su hermana había denunciado su desaparición. Su cuerpo ha aparecido este viernes en el interior de una maleta en el cauce seco de un arroyo, según ha informado la Benemérita en un comunicado.

La fallecida convivía en un domicilio de Alcolea del Río con su pareja, identificada como Antonio Gómez. Llevaban viviendo juntos desde hacía diez años aproximadamente, junto a la hija de ambos, de 10 años. La hermana de María del Rosario denunció su desapareción el pasado 23 de abril porque ese día celebraba la primera comunión su hija y su madre no daba señales de vida. Un dato que hizo sospechar a la familia desde un primer momento que la desaparición de María del Rosario no era voluntaria.

Los equipos de Policía Judicial de la Guardia Civil de Lora del Río y de la Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla abrieron varias líneas de investigación, centrándose en primer lugar en la pareja de la víctima y en su entorno más próximo.

Fuentes del caso consultadas por ABC señalan que la familia de María del Rosario tuvo claro desde un primer momento que algo le había pasado porque «jamás se hubiera perdido la comunión de su hija». También les extrañaba que Antonio no denunciara la desaparición de María del Rosario.

En un primer momento, el detenido aseguró que su pareja se había marchado a Granada con un chico que había conocido por internet

Según afirmó en su primera declaración ante la Guardia Civil, el día 16 de abril llegó a su casa y se encontró que faltaba ropa de su mujer y que ella no estaba. Le dijo a los agentes que no le extrañó su marcha porque se había ido en anteriores ocasiones. Después amplió esa declaración asegurando que su pareja tenía una relación con un chico de Granada al que había conocido por internet y que probablemente se habría marchado allí.

Se intenta suicidar tras el registro

A la Guardia Civil no se le pasó por alto las numerosas contradicciones en las que incurría Antonio cada vez que hablaba con él, incluso en detalles secundarios sobre la última vez que había visto a su mujer. Fuentes de la investigación afirman que esto sólo hacía cimentar la hipótesis de que estaba mintiendo.

Para aumentar la presión sobre el ahora detenido, un equipo de la Guardia Civil realizó este jueves una inspección ocular y un registro en el domicilio que compartía la pareja en Alcolea. No sólo buscaban pistas que ayudaran a esclarecer la desaparición de María del Rosario, sino que el sospechoso mostrara algún gesto que les llevara a confirmar la hipótesis principal de las pesquisas.

Antonio aguantó el registro, pero por la tarde no superó la presión e intentó suicidarse cortándose el cuello. Fue trasladado a un centro hospitalario y allí acabó confesando que había matado a su pareja asfixiándola. También le indicó a la Guardia Civil dónde había escondido el cuerpo.

El Instituto Armado rastreó este viernes con perros adiestrados una zona situada en el paraje conocido como «Calera El Mochilón», donde finalmente ha sido encontrado el cadáver de María del Rosario en el interior de una maleta, en el cauce seco de un arroyo que discurre por un olivar, tal y como había dicho Antonio que se encuentra recuperándose de sus heridos y custodiado por la Guardia Civil.

María del Rosario es la primera víctima de violencia machista de la provincia en este 2017

No constaban denuncias previas de violencia de género por parte de la fallecida. Pero se ha convertido en la primera víctima de esta lacra en la provincia de Sevilla en lo que va de año.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, confirmaba que la vecina de Alcolea es la tercera víctima que se registra este año en la comunidad andaluza por violencia machista. Sanz ha pedido «paso firme y actuación coordinada» de todas las administraciones, cada cual en el ámbito de sus competencias, para combatir «la intolerancia y sensibilizar a la sociedad en favor de la igualdad de género, apostando por un gran pacto de Estado en torno a la violencia de género, ya que este debe ser un asunto de Estado los 365 días del año».