Uno de los vehículos volcados en la localidad por los vecinos
Uno de los vehículos volcados en la localidad por los vecinos - GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil toma Pedrera tras unos altercados con la comunidad rumana

Tres personas han sido ya detenidas tras una discusión por un accidente leve de tráfico

PEDRERAActualizado:

La Guardia Civil ha enviado a la localidad sevillana de Pedrera a un dispositivo de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic), para controlar los disturbios producidos tras ser detenidos tres ciudadanos rumanos después de una discusión de tráfico con un vecino de la localidad.

El refuerzo de los servicios de seguridad, según ha confirmado la Guardia Civil, se produce después de que decenas de vecinos de esta localidad de unos 5.000 habitantes se citasen por las redes sociales y saliesen a la calle atentando contra los coches propiedad de los vecinos procedentes de Rumanía, que dejaron volcados en la vía pública, unos sucesos por los que, aparte de la detención de los tres hombres de nacionalidad rumana por el suceso inicial, no se descartan nuevas detenciones.

A través de las redes sociales se han difundido vídeos en los que se aprecia a personas sin identificar volcando los coches, y todo ello después de que el coche en el que viajaban los tres detenidos chocase contra el de una pareja natural dela localidad, con un hombre herido en la cabeza tras ser golpeado, presuntamente, por uno de los detenidos.

Tras varios mensajes en las redes sociales en las que se acusa a los rumanos que viven en el pueblo de ser los culpables del aumento de la delincuencia en la localidad, varios vecinos salieron a la calle provocando los sucesos en los coches, por lo que la Policía Judicial de la Guardia Civil ha abierto una investigación.

Por su parte, el Ayuntamiento ha emitido un comunicado llamando a la calma y recordando que Pedrera ha sido siempre un «ejemplo de tolerancia y respeto», pidiendo tranquilidad en unos momentos «especialmente complicados».

El alcalde, Antonio Nogales, señala que Pedrera ha dado «múltiples ejemplos de tolerancia y respeto» y «no se puede empañar esa larga trayectoria por unos hechos que siendo preocupantes no deben hacer perder la calma». «El accidente de circulación que desencadenó los hechos está en manos de la justicia y es esta, tras la intervención de la Policía Local, la que tiene que actuar», agrega.

Entiende que «las actuaciones delictivas, los comportamientos incívicos de quienes no respetan las normas de convivencia, sean quienes sean, no se pueden atajar tomándose la justicia por nuestra mano». Nogales insiste en que ha dado y seguiré dando «todos los pasos para que nada ni nadie enturbie la vida cotidiana de los pedreños».

Además, agrega que el contacto con la Subdelegación del Gobierno ha sido «continua, directa y, este caso, inmediata», por lo que agradece su colaboración y la de la Policía Local para que «entre todos se recupere la calma y la serenidad».