ACTOS VANDÁLICOS

Indignación entre los vecinos de Écija tras el destrozo de unos vándalos a una ambiciosa pintura mural

El artista local Jerónimo Díaz ha criticado en un vídeo viral el daño premeditado a algo que «es de todo el pueblo»

El proyecto, parte de la recuperación del parque San Pablo, marcaría un récord con sus 2.800 metros cuadrados

SEVILLAActualizado:

La manifiesta indignación del artista plástico ecijano Jerónimo Díaz se ha extendido entre el resto de sus paisanos tras la difusión de unas imágenes en que su más reciente y ambiciosa obra se muestra alterada y violentada a través de unas pintadas ofensivas que han dado al traste con intensas semanas de trabajo.

La obra, ubicada en el parque astigitano de San Pablo, junto a la ribera del río Genil, forma parte de un proyecto que pasa por rehabilitar y recuperar un espacio degradado del municipio y que además de adecentar sus zonas verdes y dotarlas de iluminación, incluye un proyecto para integrar en el parque los muros que lo separan del río mediante la creación de la que podría ser la mayor pintura mural de España, con aproximadamente 2.800 metros cuadrados.

Con la obra casi a punto para su inauguración prevista a finales de esta semana, Jerónimo Díaz, de 37 años y licenciado en Bellas Artes, descubrió en la mañana de este pasado domingo como parte de su creación presentaba en torno a una docena de pintadas que alteraban su sentido original, un acto que el propio Jero considera realizado por «cuatro cafres» y contra el que se han rebelado los vecinos de Écija, mostrando su unánime repulsa a través de las redes sociales.

Según ha denunciado el propio Jerónimo Díaz en un vídeo difundido en su perfil en Facebook y que en poco más de un día han visto más de 35.000 personas, la pintura mural que venía realizando desde principios de mayo ha sufrido una serie de pintadas con spray rojo y azul que alteraba puntos muy concretos de su creación, dándoles un nuevo sentido a zonas como la que mostraban un pez, al que le han incluido un anzuelo, o una escena de la Virgen del Carmen, a la que han añadido dos cruces invertidas en color rojo.

Contactado por ABC de Sevilla, Jerónimo Díaz lamenta la escabrosa manipulación de su pintura mural, aunque se muestra esperanzado en que podrá estar «terminada y completamente restaurada» para la inauguración del parque que tendrá lugar este próximo viernes. «Los que trabajamos pintando el espacio urbano sabemos que estamos expuestos a este tipo de cosas» reconoce Jero, aunque se muestra reconfortado por el hecho de la repercusión de su denuncia a través de Facebook. «Que cosas así sirvan para concienciar de que lo hecho por mí no es sólo mío, esto es patrimonio de todo el pueblo, de todos los ecijanos y tenemos que preservarlo».

Se trabaja para detener a los autores

El propio Jero confía en que la investigación abierta desde la delegación de Urbanismo del Ayuntamiento de Écija permita dar con los autores de la tropelía, ya que en la zona existen cámaras de seguridad que podrían aportar pistas sobre su identidad. En este sentido, Jero considera que «no son unos niñatillos». «Lo que han hecho tiene cierto sentido, esto no ha estado improvisado y quien lo haya hecho debe tener, si no formación artística, ciertas dotes para el dibujo». Pese a ello, Jero apunta a que entre las pintadas, que incluyen esvásticas y otros símbolos nazis, también se incluyen diversos textos con faltas de ortografía que podrían estar «hechos para despistar».

No obstante, este joven pintor artístico ya conocido en Écija porque sus calles cuentan con otras obras suyas, celebra que las pintadas de los vándalos podrán ser retiradas con cierta facilidad usando lija y repintando encima, aunque hay algunas pintadas que «son más graves», ya que están hechas en zonas de gran gama cromática que serán algo más difíciles de resolver. Pese a ello, apunta a que seguirá trabajando duro como en los últimos dos meses para que Écija y sus vecinos puedan disfrutar de una obra que podría llegar a marcar un récord de España al tratarde de unos 2.800 metros cuadrados de mural decorado con pintura al agua.