De izquierda a derecha, Estrella Cabeza, Conchita Martínez y Laura Pous
De izquierda a derecha, Estrella Cabeza, Conchita Martínez y Laura Pous - ABC
LOS PALACIOS

La mejor tenista andaluza de la historia recupera su estrella

La palaciega Estrella Cabeza acaba de conquistar en Túnez el torneo de Hammamet, el primero desde 2015 tras superar un calvario con las lesiones

LOS PALACIOSActualizado:

Estrella Cabeza (Los Palacios, 1987) es una rara avis del tenis andaluz. Un deporte que al sur de España cuenta con una pobre presencia a nivel profesional y un escaso bagaje de éxitos a nivel internacional. De hecho, hay que remontarse más de treinta años para encontrar a los dos únicos andaluces que han conseguido estar entre los 100 mejores del mundo: Manuel Orantes y Pepe Higueras, ambos granadinos. Desde entonces el tenis andaluz no ha vuelto a rascar bola hasta la aparición de esta palaciega que se colocó en el puesto 95 de WTA en mayo de 2013.

A lo largo de su carrera ha ganado once torneos ITF a nivel individual y trece en dobles, ha competido en los cuatro Grand Slam (Open de Australia, Roland Garros, Wimblendon y Open de Estados Unidos) con tenistas de la talla de Victoria Azarenka o Caroline Wozniacki, ha sido tres veces campeona de España, y ha sido convocada por Conchita Martínez para representar a España en la Copa Federación. Un currículum que la convierte de largo en la mejor tenista andaluza de la historia.

No obstante, Estrella quiere más y tras pasar un auténtico calvario con una lesión de codo en 2014 que le ha impedido dar su mejor nivel en los últimos años e incluso le apartó de las pistas en algunos momentos por no recuperarse anímicamente, afronta 2017 cargada de ilusión: «Tengo ganas, fuerza, estoy convencida de que si persevero puedo volver a mi mejor nivel».

Torneo de Hammamet

De hecho, acaba de conquistar el torneo de Hammamet (Túnez), un ITF 15000 disputado sobre tierra batida que supone su primer título del circuito desde 2015. Pese a haber accedido al mismo gracias a una wildcard —estaba sin ranking—, Estrella ha conseguido pasar rondas e imponerse en la final a la chilena Fernanda Brito (primera cabeza de serie) por un apretado 7-5 y 6-4. Gracias a esta victoria en tierras africanas la palaciega vuelve a tener ranking oficial. Así, la palaciega corrobora las buenas sensaciones que dejó en diciembre del pasado año cuando conquistó su tercer título de campeona de España de dobles junto a su compañera Laura Pous en las pistas de la Rafa Nadal Academy de Manacor. El propio Rafa Nadal y Marc López se alzaron con el título de dobles en categoría masculina.

Este capricho tenístico de la historia andaluza no conoció el excelso mundo de la raqueta a través de inverosímiles golpes de leyendas como Arancha Sánchez Vicario o Steffi Graf, sino que penetra lleno de color en su vida con mil variopintos detalles y realidades experimentadas en primera persona gracias al club de tenis que su padre, el gran Manolo Cabeza, dirige desde hace treinta años a pocos kilómetros de Los Palacios. Algo que, sin duda, pobló el mundo todavía virgen en el interior de la pequeña Estrella y que marcó de manera determinante su destino.

Entrenado por su progenitor, con apenas siete años ya apuntaba muy buenas maneras y a los nueve se proclamó campeona de Andalucía. Poco a poco se fue consagrando como una gran promesa nacional, ganando prácticamente todos los torneos que disputaba en categoría alevín, infantil y cadete, y llegando a estar siempre entre las cuatro mejores raquetas españolas de su generación.

Barcelona y Valencia

Con quince años abandona Los Palacios al ser seleccionada para entrenar con la Federación Española en un centro de alto rendimiento en San Cugat. Allí permaneció tres años entrenando a unos niveles de intensidad muy superiores hasta que expira la beca de la Federación y recibe una oferta para ser entrenada en Barcelona por Xabi Budó y su equipo (junto a Carla Suárez y Laura Pous entre otras), con quienes sigue aprendiendo y mejorando sus prestaciones durante cinco provechosos años, pasando rápidamente del puesto 500 al 180 del mundo.

Posteriormente cambia la capital catalana por Valencia para ser entrenada por Pancho Alvariño. Allí logra una gran adaptación a las cuatro superficies —siendo la tierra batida su preferida—, alcanza su madurez tenística y compite en torneos de los cinco continentes, obteniendo sus mejores resultados en el circuito. Así, en 2013 entra a formar parte del selecto club de del top 100 mundial. Concretamente se coloca en el puesto 95, algo que ninguna tenista de Andalucía había logrado antes.

Tras varios meses de pretemporada en Valencia y conquistar el mencionado título en Túnez en lo que ha supuesto su vuelta a las pistas del circuito femenino después de permanecer casi un año parada, la temporada se presenta apasionante para Estrella Cabeza, el mirlo blanco del tenis andaluz, en un año en el que poco a poco está recuperando su juego y en el que espera seguir cosechando resultados similares a los que le hicieron entrar en la historia.